De los 3.200 kilómetros de frontera entre los Estados Unidos y México, cerca de un tercio ya se encuentra vallado con tramos de concreto, rejas electrónicas y cámaras infrarrojas custodiadas por la Patrulla Fronteriza de los EEUU. Foto: (AFP)
COMPARTE

El canciller español, Alfonso Dastis, lamentó este viernes el proyecto del presidente estadounidense Donald Trump de combatir la inmigración ilegal construyendo un muro en la frontera con México.

Al término de una reunión con su homólogo mexicano dijo que “Hemos puesto de relieve que no nos parece que la mejor manera de gestionar la inmigración entre dos países vecinos sea la construcción de muros”, afirmó el ministro español de Asuntos Exteriores en rueda de prensa conjunta con su homólogo mexicano, Luis Videgaray.

Afirmó que el ejecutivo conservador de Mariano Rajoy reaccionará si alguna compañía española decide participar en la controvertida obra.

“A mi no me consta que haya ninguna empresa española” en el registro abierto por la administración estadounidense para las firmas interesadas en participar en la obra, “pero, en fin, si la hay examinaremos la situación”, afirmó.

“Todo lo que ocurre en México interesa a España y por lo tanto nos interesa que México sea tratado con el respeto y con la dignidad que se merece”, agregó, precisando que el gobierno español ofreció su apoyo al mexicano sin por ello pretender ejercer de mediador con Washington.

Dastis hizo estas declaraciones al término de una visita de dos días a México, adonde había llegado procedente de Perú. México y España celebran este año el 40º aniversario de sus relaciones diplomáticas tras el fin de la dictadura franquista (1939-1975).

Videgaray, por su parte, lanzó una advertencia a las empresas mexicanas que puedan estar considerando participar en la construcción del muro fronterizo, para el que la administración Trump anunció un presupuesto inicial de 2.600 millones de dólares.

“Creo que es pertinente que quien vea en este hecho una oportunidad económica haga un examen de conciencia, porque aquí no estamos hablando de un hecho económico, aquí estamos hablando de un acto profundamente inamistoso entre dos naciones”, dijo el canciller mexicano.

De momento, y pese a que algunas empresas mexicanas habían manifestado en el pasado su predisposición, ninguna está inscrita en el registro estadounidense.

Una senadora de la oposición conservadora mexicana realizó esta semana un exhorto en la Cámara Alta para que el ejecutivo del presidente Enrique Peña Nieto, así como los gobiernos estatales y locales, eviten contratar bienes o servicios a las firmas que participen en la construcción del polémico muro.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.