Frederik de Klerk, expresidente de Sudáfrica y Nobel de la Paz.

Frederik de Klerk, ex presidente de Sudáfrica y Nobel de la Paz, asegura que “la situación de Venezuela es una tragedia”, tras preguntarle sobre posibles salidas a la crisis venezolana, al ser abordado por El País, en el marco de la XVII Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, que se celebró en Mérida, Yucatán.

“Los líderes necesitan sentarse en una mesa sin demasiadas precondiciones y decirse: ‘tenemos que salvar a nuestra población, cambiar nuestra Constitución y así poder avanzar’, recalcó.

“Deben de identificar el potencial de Venezuela, que ahora ha sido destruido”, comentó quien asumió la presidencia de un país que era una caldera, pero pronto impulsó acciones para enterrar la herencia de segregación racial, entre ellas derogar las viejas leyes racistas y liberar a los líderes negros encarcelados, entre quienes se encontraba Nelson Mandela, que se convertiría en presidente del país, con De Klerk como su vicepresidente.

Venezuela es un país profundamente polarizado, con una economía ahogada por una pésima gestión y con una población que sufre una grave crisis humanitaria, mientras la oposición liderada por Juan Guaidó y el Gobierno del presidente Nicolás Maduro dan vueltas a las negociaciones y no han logrado encontrar una salida al laberinto en el que se hallan.

A Frederik de Klerk, la situación en el país suramericano en muchos aspectos le recuerda a Sudáfrica, “aunque Venezuela no sufra aquellos niveles de racismo”, dijo.

El político echa mano de su experiencia cuando fue vicepresidente de Sudáfrica para analizar lo que pasa en Venezuela y afirma que la salida es un “diálogo contundente y significativo” entre los actores que intervienen en la crisis.

“Deben hacer lo que mi partido hizo, que es llevar a cabo soluciones significativas, tratar las causas de la crisis de raíz. En nuestro caso era el apartheid, la discriminación racial”, remarcó.

“El mundo se encuentra en un lugar muy negativo, la democracia se está desmoronando. Hay motivos para estar preocupado por lo que está pasando en muchas partes del mundo”, insistió.

“Tomando en cuenta nuestra historia, la lección más importante es que si deseas evitar una catástrofe, la violencia y que las personas mueran, debes sentarse a negociar, tener un diálogo contundente y significativo”, aconseja Frederik de Klerk que se debe hacer en Venezuela.

Lee más: https://elpais.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.