El gobierno de Kaduna, al norte de Nigeria, donde 55 personas murieron esta semana en enfrentamientos entre musulmanes y cristianos, declaró el domingo el toque de queda ante el temor de mayores incidentes.

“Se decretó un toque de queda de 24 horas en la cuidad de Kaduna y sus alrededores con efecto inmediato”, declaró el portavoz de gobierno, Samuel Aruwan, en un comunicado.

El gobernador Nasir El-Rufai pidió a los habitantes a través de un mensaje en Twitter que “respeten las consignas” y pidió a la ciudadanía que no salgan de sus casas.

Los incidentes comenzaron el jueves entre musulmanes hausa y cristianos de la etnia adara por una disputa en el mercado de Kasuwan Magani, una ciudad a unos 50 km de Kaduna, capital de la provincia.

El gobernador de Kaduna había impuesto el sábado un toque de queda nocturno en la ciudad.

La región de Kaduna, situada en el centro de Nigeria, punto de encuentro entre un norte de mayoría musulmán y un sur principalmente cristiano, es foco de tensión recurrente entre las comunidades.

En febrero, incidentes similares dejaron al menos 10 muertos. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.