Mohamed Bin Salmán, nuevo príncipe heredero de Arabia Saudita. (AFP)
COMPARTE

El rey Salmán de Arabia Saudita nombró por decreto este miércoles a su hijo Mohamed como nuevo príncipe heredero, en reemplazo de Mohamed Bin Nayef, que fue destituido.

Según el decreto real publicado por la agencia oficial SPA, el joven Mohamed Bin Salmán, de 31 años, fue nombrado además vice primer ministro, al tiempo que mantiene el cargo de ministro de Defensa.

El príncipe Mohamed Bin Nayef también fue despojado por decisión del rey de sus funciones de vice primer ministro y ministro del Interior.

El joven Mohamed Bin Salmán, convertido en hombre fuerte del reino, confirma así su meteórico ascenso desde que fue nombrado ministro de Defensa y luego vice príncipe heredero por su padre, que accedió al trono a principios de 2015 tras la muerte de su hermanastro Abdalá.

Mohamed Bin Salmán, considerado como un reformador, acumula varias funciones; ministro de Defensa, segundo viceprimer ministro, consejero especial del soberanos y, sobre todo, la presidencia del Consejo de asuntos económicos y de desarrollo, órgano que supervisa Saudi Aramco, la principal compañía productora de petróleo del mundo.

Su nombramiento como heredero del trono fue aprobada por 31 de los 34 miembros del Consejo de la Lealtad, según la televisión estatal El-Ikhbariya.

El Consejo de la Leltad es un organismo creado en 2006 para garantizar una transición pacífica del poder en Arabia Saudita, una monarquía ultraconservadora del Golfo, primer potencia petrolera mundial.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.