El equipo que dirige el exjuez español Baltasar Garzón en defensa del empresario colombiano Alex Saab denunció a miembros de la Policía de Cabo Verde por supuesto ocultamiento de información durante la detención de su cliente, acusado de testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro, informó este miércoles el bufete.

La denuncia, interpuesta el pasado lunes, se refiere a presuntas irregularidades cometidas por los agentes que detuvieron a Saab el pasado 12 de junio en Cabo Verde, donde permanece encarcelado desde su arresto, explicó la defensa en un breve comunicado difundido este miércoles.

“Cuando se le requisó un maletín (a Saab) que contenía documentos oficiales en los que se demostraba el carácter diplomático de su viaje como Misión Especial, así como el carácter diplomático como enviado especial, la Policía ocultó tales documentos impidiendo que fueran conocidos por los jueces”, dice el escrito.

Así, continúa la nota, los uniformados que arrestaron a Saab -en respuesta a una petición de Estados Unidos cursada a través de Interpol por presuntos delitos de blanqueo de dinero- impidieron que los jueces “apreciaran la inviolabilidad” del empresario.

No se hizo registro del maletín requisado a Álex Saab

La defensa explica que el maletín fue devuelto días más tarde sin que se diese registro de lo requisado, ni de la documentación encontrada que, insisten, demostraba que su cliente viajó al país africano como enviado especial y por ello estaba “protegido internacionalmente”.

“Este trascendental hecho, además de la naturaleza delictiva de la acción, podría dar un vuelco legal a la situación del señor Saab que hasta ahora ha visto desconocido su carácter de enviado especial y su inviolabilidad e inmunidad diplomática derivadas del mismo”, concluye la nota.

Tras la detención del presunto testaferro de Maduro, Venezuela señaló que Saab es un ciudadano venezolano y un “agente” del Gobierno, que se encontraba “en tránsito” en Cabo Verde para volver al país.

Ortega Díaz le dio visibilidad

Tras mantener un bajo perfil en Colombia, el nombre de Saab apareció en los medios cuando la exfiscal venezolana Luisa Ortega lo acusó en 2017 de ser uno de los testaferros de mandatario.

Saab, nacido en la ciudad colombiana de Barranquilla y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar alimentos y víveres con sobreprecios a la administración de Maduro.

Según un funcionario del Gobierno estadounidense, el empresario colombiano y tres hijastros de Maduro se lucraron de estas operaciones con “cientos de millones de dólares”.

Washington también presentó cargos en julio pasado contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, por blanqueo. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.