El abogado Michael Van Der Veen. ( Foto Cortesía)

La defensa del exmandatario de Estados Unidos Donald Trump abrió este viernes su turno de palabra pidiendo al Senado que rechace la acusación hecha por los demócratas por ser una “venganza política” y “descaradamente inconstitucional”.

“El cargo del juicio político que está hoy ante el Senado constituye un acto de venganza política y es descaradamente inconstitucional”, afirmó el abogado Michael Van Der Veen.

El exmandatario republicano está acusado de “incitación a la insurrección” por la toma del Capitolio por sus simpatizantes el 6 de enero.

Pero, según el letrado, la convocatoria debía ser un acto pacífico.

“No se equivoquen al respecto, la gran mayoría de quienes participaron tuvieron una actitud pacífica”, indicó Van Der Veen.

El abogado señaló que “al igual que otras cazas de brujas motivadas políticamente que la izquierda ha emprendido en los últimos años, este juicio político está absolutamente divorciado de los hechos”.

“El Senado debería votar de una forma rápida y decidida para rechazarlo”, instó la defensa.

Los representantes demócratas -que actúan como fiscales en el proceso- cerraron el jueves su presentación, tras dos días de alegatos con una fuerte carga emocional sobre lo que vivieron legisladores y policías el día de la toma del Capitolio.

Pero en un indicio de que buscan terminar rápidamente con el proceso en el Senado, los abogados de Trump señalaron que usarán entre tres y cuatro horas para argumentar su caso, del total de 16 del que disponen.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.