Garantías para la prensa
Vehículo quemado de un periodista independiente durante las protestas contra la detención del gobernador opositor Luis Fernando Camacho. Foto: EFE/Juan Caros Torrejón

La Defensoría del Pueblo de Bolivia pidió este sábado al Gobierno del presidente Luis Arce acciones «para garantizar el ejercicio de la libertad de prensa», por las agresiones de la Policía a algunos periodistas en las protestas por la detención del gobernador de Santa Cruz y líder opositor, Luis Fernando Camacho.

En su pronunciamiento, la entidad defensora de derechos humanos solicitó a las autoridades «hallar a los responsables y establecer las sanciones que correspondan» junto a «acciones para garantizar el ejercicio de la libertad de prensa y el trabajo de los medios de comunicación».

También pidió a los sectores movilizados en las protestas en Santa Cruz «a frenar la violencia y a evitar más víctimas».

En la víspera, el periodista de la red de televisión Unitel Roger Ramos recibió el impacto directo en el cuerpo de una granada de gas lacrimógeno que activó un policía en motocicleta, según consta en los videos difundidos por los medios y en las redes sociales.

Ese hecho se produjo cuando por varias horas, los manifestantes se movilizaron hacia el Comando Departamental de la Policía en Santa Cruz y aquello provocó la reacción policial con abundante gas lacrimógeno.

Garantías para la prensa

A parte, los medios informaron que anoche el periodista independiente Harold Salvatierra sufrió la quema total de su vehículo aparcado cerca del lugar donde se reportaron los enfrentamientos entre policías y manifestantes en Santa Cruz.

Asimismo, la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB) se pronunció para señalar que los efectivos de la Policía han efectuado «brutales agresiones» contra los periodistas que efectúan su trabajo, por lo que declaró «emergencia nacional».

El recuento de la ANPB, además de señalar el caso de Ramos, mencionó la agresión al camarógrafo José Enrique Tarqui que «resultó herido por un policía que le disparó de manera directa con cinco perdigones» mientras realizaba la cobertura de los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas del orden.

El ente gremial también señaló la agresión en La Paz a la periodista de la red de televisión Uno Rayza Ontiveros, que el miércoles pasado recibió el impacto de un objeto contundente en el rostro mientras hacía un despacho en vivo en una vigilia de un grupo oficialista en la comisaría en la que estaba detenido Camacho.

El pedido de la ANPB es que el presidente Luis Arce «instruya a la Policía que deje de disparar» a la prensa.

Las protestas en Santa Cruz comenzaron el miércoles pasado, cuando la Policía arrestó al gobernador Camacho y activó un operativo para trasladarlo de esa región oriental a La Paz, en el occidente del país.

Camacho, ahora detenido preventivamente por cuatro meses en un penal en el altiplano boliviano, enfrenta la acusación de terrorismo por el caso «golpe de Estado I» relacionado a la crisis política de 2019.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.