Morgue de Valencia.
Compañeros del Policía de San Diego asesinado acudieron a la morgue. Fotografía: (Rafael Freites).
COMPARTE

Un efectivo de la Policía Municipal de San Diego murió víctima de un disparo luego que tres antisociales intentaran apoderarse de un vehículo propiedad de un familiar, el cual se encontraba estacionado en las parcelas de El Socorro, parroquia Miguel Peña.

La víctima de este suceso resultó ser Luís Manuel Martínez Muñoz de 21 años, quien formaba parte de la Brigada Motorizada de la Policía Municipal de San Diego desde hace año y medio.

De acuerdo a lo narrado por sus familiares el joven estaba franco de servicio el pasado sábado, entonces se dedicó  a reparar el vehículo de su abuela junto a un familiar. Tres antisociales se acercaron al carro y le pidieron las llaves del automóvil.

El funcionario, no opuso resistencia, mientras uno de los sujetos le apuntaba y ordenaba le requisaran para ver si poseía en su humanidad, algún armamento. Martínez Muñoz, sacó su arma de reglamento y pudo herir a uno de los delincuentes en un brazo, éste último respondió a tiros y ultimó al policía en el lugar.

El malandro herido acudió con su madre al Hospital Universitario Doctor Angel Larralde de Naguanagua, donde fue identificado como Moisés Reales. Allí dijo que un sujeto intentó quitarle los zapatos y como se resistió, le disparó. Mientras esperaba que lo atendieran notó que al centro de salud comenzaban a llegar muchos policías, por lo que optó por darse a la fuga.

Los dos otros delincuentes que lo acompañaban, sí fueron capturados por una comisión de la Policía Nacional Bolivariana que patrullaba el sector donde se cometió el homicidio, minutos después del hecho.

Por identificar

Al Departamento de Patología Forense de la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera fueron llevados los cuerpos de 2 hombres,  quienes fueron localizados este domingo en la mañana en una supuesta zona de liberación del municipio Diego Ibarra, más específicamente en el sector Facundo Tovar de Mariara.

Según trascendió los cuerpos presentaban heridas por arma de fuego y sus cuerpos tenían heridas provocadas con objetos contundentes, por lo que se presume que fueron linchados.

Uno fue identificado como Javier Eugenio Aguilar Hidalgo de 22 años, y el otro respondía al nombre de Juvenal Antonio, de 28 años. Efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas iniciaron las averiguaciones de rigor.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.