Congreso de EEUU. (Cortesía)

Cuando la campaña de las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos entra en la recta final, el resultado de muchas carreras aún es incierto, pero la mayoría de las encuestas proyectan que los demócratas tomarán el control de la Cámara de Representantes y los republicanos se aferrarán al Senado.

El presidente Donald Trump subió el tono de su retórica y entró con furia en la campaña para mantener la mayoría republicana en las dos cámaras del Congreso, reseñó AFP.

Los 435 escaños de la Cámara de Representantes se disputarán el martes, mientras que solo un tercio de los escaños del Senado se renueva cada dos años, por lo que 35 escaños de los 100 del Senado están en juego. Los estadounidenses votarán también por los gobernadores en 36 estados.

Actualmente, los republicanos controlan con un escaso margen de 51-49 el Senado, pero los demócratas enfrentan una ecuación extremadamente difícil: deben ganar 26 de los 35 escaños en juego, incluidos varios en los estados que votaron por el republicano Trump en 2016.

Además, los demócratas necesitan ganar 23 escaños para tomar el control de la cámara baja, que perdieron en 2010, y la líder de la minoría, Nancy Pelosi, pronosticó esta semana que así lo harían.

“Los demócratas liderarán la Cámara”, dijo Pelosi en el programa The Late Show with Stephen Colbert, en donde también pronosticó una victoria en el Senado.

La plataforma de pronóstico político FiveThirtyEight.com le da a los demócratas una posibilidad de 6 en 7, o de 85%, de obtener el control de la Cámara, pero solo de 1 en 7, o 15%, de ganar el Senado.

A medida que se acerca el día de las elecciones y con la participación como un factor importante, Trump ha intentado animar a los republicanos a acudir a las urnas y reavivar el entusiasmo de su candidatura presidencial de 2016.

“No estoy en la papeleta, pero estoy en la papeleta porque esto también es un referendo sobre mí”, dijo en un mitín el mes pasado en Mississippi. “Hagan como que estoy en la papeleta”.

Retórica antiinmigración
Trump ha programado 10 mítines de campaña en los próximos cinco días en ocho estados: Florida, Georgia, Indiana, Misuri, Montana, Ohio, Tennessee y Virginia Occidental.

El presidente endureció su discurso sobre inmigración, emitiendo advertencias sobre las caravanas de migrantes centroamericanas que se dirigen a la frontera sur de Estados Unidos.

Trump aseguró que las caravanas incluían “malhechores y pandilleros” y ordenó a 5.000 soldados de servicio activo a la frontera y dijo que estaba considerando enviar hasta 15.000.

También publicó un anuncio político en su cuenta de Twitter el miércoles que muestra a un hombre mexicano que se jacta de haber matado a oficiales de policía y que incluye la leyenda: “Los demócratas lo dejaron entrar al país”.

Los demócratas acusaron al presidente de buscar avivar a sus partidarios con declaraciones racistas en contra de la inmigración. “Esto es crear pánico”, dijo Tom Perez, presidente del Comité Nacional Demócrata, a CNN. “Esto ha sido parte de la estrategia de Donald Trump durante mucho tiempo”.

Según analistas políticos, el control del Senado se definirá en un puñado de resultados en Arizona, Florida, Indiana, Misuri, Montana, Nevada, Nueva Jersey, Dakota del Norte, Tennessee, Texas y Virginia Occidental.

Una carrera ajustada en el Senado
En Arizona, dos mujeres, la representante demócrata Kyrsten Sinema y la representante republicana Martha McSally, una expiloto de combate de la fuerza aérea, luchan para reemplazar al senador Jeff Flake, un crítico de Trump que no se postula para la reelección. El sitio FiveThirtyEight actualmente le da a Sinema una ligera ventaja.

En Florida, el actual senador demócrata Bill Nelson está involucrado en una dura batalla por la reelección con el gobernador republicano Rick Scott.

FiveThirtyEight le da a Nelson una pequeña ventaja. In Misuri, FiveThirtyEight le da a la actual senadora demócrata Claire McCaskill una posibilidad de 3 en 5 de resistir un duro desafío del fiscal del estado, Josh Hawley.

En otra carrera seguida de cerca, la senadora demócrata Heidi Heitkamp, de Dakota del Norte, se encuentra trepando en la mayoría de las encuestas y el actual senador republicano Dean Heller de Nevada está empatado con el candidato demócrata Jacky Rosen.

En la republicana Texas, el senador Ted Cruz enfrenta la dura contienda con la estrella demócrata en ascenso Beto O’Rourke, pero la mayoría de las encuestas le dan ventaja al republicano.

Dos carreras para gobernador han llamado la atención de forma generalizada.

En Georgia, la demócrata Stacey Abrams, exlíder de la minoría en la Cámara de Representantes del estado, está tratando de convertirse en la primera mujer negra en convertirse en gobernadora de un estado de Estados Unidos.

Y en Florida, el alcalde afroestadounidense de Tallahassee, Andrew Gillum, está en un mano a mano con un fiel de Trump, el representante republicano Ron DeSantis.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.