Foto referencial.
“A mi hijo le cortaron la planta de los pies con hojillas, le sacaron las uñas. Orinaba sangre porque le patearon los testículos. También le dislocaron el hombro derecho y le fracturaron la nariz”. Este es el testimonio de Ana Varela de Torres, madre de Simón Antonio Torres, un militar de 29 años acusado de rebelión y recluido en el Centro Nacional de Procesados Militares, en Ramo Verde.
Durante el for “Basta de torturas”, organizado por Provea, Varela de torres aseguró que el primer teniente de las fuerzas especiales de las Fuerzas Armadas le imputaron los cargos de rebelión militar y traición a la patria ante el Tribunal Segundo de Control Militar, publicó  El Nacional
El militar fue detenido el 11 de enero de 2018. “Me dejaron verlo a los 36 días. Se le había acusado de sustracción de efectos pertenecientes a la FAN, pero nuestros abogados lograron tumbar ese cargo”.

 

Secuelas de tortura física

Arelis Sergio, madre del primer teniente de las fuerzas especiales Jhonander Ceiba, detenido junto con Torres, denunció que después de 36 días sin verlo, aún tenía secuelas de la tortura física.

Al igual que el caso de Torres, el primer teniente Ceiba, de 27 años, recibió visitas después de un mes de su detención. Ahora ante el cambio de componente en la custodia de Ramo Verde, teme que les suspendan la visita nuevamente. Además, la audiencia ha sido diferida cinco veces.

La madre de Ceiba aseveró que a su hijo, que fue detenido junto a otros ocho militares en enero, esta preso por falsas acusaciones de estar relacionado con Óscar Pérez, ex inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, conocido por sobrevolar el Tribunal Supremo de Justicia en un helicóptero. “Los vinculan por ser de fuerzas especiales, pero nosotros no conocimos nunca a Pérez”, dijo Sergio a El Nacional

Lea el trabajo completo en: www.el-nacional.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.