Los dirigentes sindicales declararon en la plaza Sucre de Valencia. (Foto Angel Sánchez)

Dirigentes sindicales chavistas rechazaron la detención de dos de sus compañeros en la refinería El Palito, por el solo hecho de tomar la palabra en una asamblea de trabajadores. Aseguran que a los sindicalistas se les está criminalizando su actividad.

Como se recordará el pasado 28 de enero, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y personal de seguridad de Pdvsa, detuvieron a Marcos Sabariego y Gil Mujica, en el marco de su participación en una asamblea de trabajadores. Posteriormente un tribunal les otorgó arresto domiciliario después de detenerlos sin justificación alguna.

Carlos Viloria, vice presidente de la Central Socialista Nacional de los Trabajadores de la Ciudad el Campo y la Pesca, junto a otros dirigentes sindicales, rechazó este amendrentamiento que se le está haciendo al sector sindical, para que lo reclamen los derechos de los trabajadores.

Viloria comentó que este tipo de actos no son nuevos, pues incluso a dirigentes del Sindicato de la Salud se les hizo algo similar hace un año aproximadamente. Por eso hizo un llamado al presidente Maduro para que el revise el tema de la criminalización, porque “estamos siendo objeto de persecución por opinar o hacer crítica constructiva al Estado o al gobierno”.

Igualmente aseguró que en todas las empresas privadas, así como en organismos públicos, ocurre hostigamiento a los sindicalistas por parte de funcionarios de la Guardia Nacional, del Sebin y de la Policía de Carabobo, entre otros cuerpos de seguridad de Estado.

José Suárez, del sindicato de la Pepsicola, expresó se está criminalizando la acción judicial, para de esta manera alejar a los dirigentes sindicales de los trabajadores, lo que a su vez permite que a éstos se les conculque sus derechos y se les imcumpla lo establecido en los contratos colectivos.

Asimismo se manifestó en contra de la suspensión colectiva de los trabajadores, porque a su juicio representa un fraude al artículo 148 de la Ley Orgánica del Trabajo.

Suárez indicó que a la fecha unos 10 mil trabajadores se encuentran en la condición de suspensión, sin recibir salario, y el Ministerio del Trabajo no hace nada para solucionar el problema.

Jesús Silva, miembro del Sindical de Obreros del Ministerio de Educación, hizo una llamado a los trabajadores para que entiendan que hoy más que nunca deben estar unidos para hacerle frente al avasallamiento que viene haciendo el patrono contra la clase obrera.

 

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.