Gloria Calderón y Gustavo Natera. (Cortesía)

Fueron denunciados ante la Dirección de Derechos Humanos de la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo, el presidente de la Corte Marcial y Circuito Judicial Penal Militar, general Edgar Rojas Borges; y el juez 1 de ejecución militar, teniente coronel Iván Bustamante, por la privación ilegítima de la libertad de los primeros tenientes de la aviación Peter Moreno y Luis Lugo, cuyas condenas vencieron en octubre y noviembre, respectivamente.

Tanto el general Rojas Borges, como el juez Iván Bustamante, se niegan a enviar al Centro Nacional de Procesados Militares, Cenapromil, en Los Teques, las boletas de excarcelación de los dos militares condenados, por lo que el gobierno denominó el “golpe azul”.

De estos hechos fue notificada la comisión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas que Michelle Bachelet dejó en el país, luego de su reciente visita.

La mamá de Luis Lugo, Gloria Calderón, denunció que, desde el 24 de octubre de 2019, dos días después de cumplida la condena de Peter Moreno, el tribunal militar 1 de ejecución está sin despacho.

Peter Moreno cumplió su condena de 4 años y 8 meses el 20 de octubre de 2019. Luis Lugo la cumplió el 22 de noviembre. No obstante, ambos siguen presos en la cárcel de Ramo Verde.

Pero esta no es la única acción legal emprendida por la defensa de los jóvenes pilotos. Su abogado, Gustavo Natera, introdujo un recurso de amparo, para exigir la liberación de Peter Moreno, el 28 de noviembre.

El 9 de diciembre consignó otro amparo, pero esta vez por la libertad de Luis Lugo. Tres meses después, aún espera respuesta; pese a que la ley obliga a dar respuesta a los amparos en un lapso máximo de 96 horas.

El 11 de octubre de 2018 ambos militares recibieron la libertad. Tras la audiencia en el tribunal pudieron ir directamente a sus casas.

Ese mismo día Peter Moreno fue detenido nuevamente y Luis Lugo tres días después.

De inmediato los abogados introdujeron un hábeas corpus a favor de Moreno.

“Creemos que, al ver ese recurso, la fiscalía inventó una apelación que introdujo el 16 de octubre, después incluso, que ambos militares habían sido detenidos nuevamente”.

Según Natera, la apelación fue a un solo efecto, lo que quiere decir, que va en contra de la sentencia, pero no contra el alcance de la sentencia.

“Para que tuviera efectividad la fiscalía tendría que haber esperado los resultados de esa apelación y luego apresarlos, pero todo lo hicieron al revés“, subrayaron.

“Ellos cumplieron la totalidad su condena. Hoy están ilegalmente presos“, reiteraron Gloria Calderón y Gustavo Natera.

El presidente de la Corte Marcial y el juez Bustamante violan los derechos humanos, como el libre desenvolvimiento y la libertad. También quebrantan garantías legales, el debido proceso y la tutela judicial efectiva contemplados en los artículos constitucionales 20, 26 y 49. También el artículo 44 numeral 5, que establece que toda persona al cumplir su condena debe salir en libertad.

Los delitos de lesa humanidad no prescriben, advirtió el abogado. “Rojas Borges y Bustamante están incurriendo en violación de los derechos humanos e incumpliendo sus obligaciones. “Ellos están comprometiendo al Estado venezolano en la violación de los pactos suscritos por la nación que preservan el respeto a los derechos humanos”.

Peter Moreno y Luis Lugo ya suman más de tres meses ilegalmente presos en la cárcel de Ramo Verde. La violación de las leyes ha sido la norma en este caso.

Pero los pilotos no han sido las únicas víctimas. Sus familiares también.
Luis Esteban Lugo Calderón salió del país en junio del 2015 por la persecución en su contra a raíz de la detención de su hermano. Lo mismo ocurrió con la periodista Sthella Allehts Lugo Calderón, quien debió huir del país el 29 de marzo de 2016, también bajo amenaza de ser detenida.

A la madre de Luis Lugo, Gloria Calderón, la amenazan diciéndole que si sus dos hijos intentan regresar al país, en el mismo aeropuerto quedarán detenidos, al igual que lo está el piloto de la aviación militar. Estas amenazas se han hecho extensivas a Leila Calderón y Graciela Calderón, tías de Luis, de Sthella y de Luis Esteban.

Nota de Prensa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.