Una activista brasileña de derechos humanos denunció hoy que el médium conocido como Joao de Deus, en prisión tras ser acusado de abusos sexuales por cientos de mujeres, mantenía también una red de tráfico internacional de bebés.

La denuncia fue hecha a través de un vídeo divulgado en internet por Sabrina Bittencourt, miembro de Partners of the Americas y de otros organismos humanitarios, quien aseguró que junto con otras activistas ha recogido “informaciones” sobre esa supuesta red, que estaría operando desde hace unas dos décadas.

“Existe una red de tráfico de bebés desde hace más de 20 años”, dirigida por Joao de Deus y “con muchos cómplices”, que vendía a los niños en Estados Unidos, Europa y Australia, donde operaban unas “guías espirituales” dirigidas por el médium, denunció Bittencourt.

La activista dijo que hasta han obtenido “relatos de algunas de las madres adoptivas”, que confesaron haber pagado por los niños entre 20.000 y 50.000 dólares, pero que precisan “más información” para presentar una denuncia formal ante las autoridades de Brasil y los otros países en que los bebés eran vendidos.

Según Bittencourt, mujeres de empobrecidas zonas rurales del estado central de Goias, donde está el “templo” del médium, eran “esclavizadas” y “embarazadas” por miembros de esa red, que luego se apropiaba de sus bebés.

Muchas de esas mujeres, en su mayoría jóvenes de entre 14 y 20 años, incluso habrían sido “asesinadas” después de tener varios hijos, agregó.

La activista, que dijo haber grabado el vídeo en “algún lugar remoto” que no identificó, ofreció para enviar informaciones su dirección de correo electrónico (sa.bittencourt@protonmail.com), la cual aseguró que está “completamente protegida contra hackers”.

Joao de Deus, de 76 años y cuyo verdadero nombre es Joao Teixeira de Faria, ganó fama en Brasil y en el mundo gracias a sus supuestas dotes curativas, sus “milagros” y sus “cirugías psíquicas”.

El mes pasado, a raíz de una primera docena de denuncias sobre supuestos abusos sexuales, las autoridades recabaron testimonios de unas 550 mujeres brasileñas y de otros países que dijeron haber sido violadas o acosadas por el médium, quien está en prisión preventiva desde el 16 de diciembre.

Joao de Deus ha negado todas las acusaciones y, en su primera declaración ante la Justicia, ha dicho que no era consciente de lo que hacía en sus sesiones, en las que recibía “orientaciones” de “Dios y el espíritu” para realizar sus tratamientos místicos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.