COMPARTE

Ser madre representa, para muchas mujeres, una de las etapas más felices de su vida. Pero, hay otras que tiende a sentirse tristes, cambios de humor drásticos, ansiedad y depresión. Se trata de un momento crucial en su salud mental que puede derivar en un problema conocido como “depresión posparto”.

Esta es una enfermedad que, aunque es muy común, resulta difícil detectar, expresó Erica Medina Serdán,terapeuta en depresión posparto, ansiedad y depresión en el embarazo, en una entrevista con Efe.

También la madre puede tener pensamientos obsesivos, atemorizantes, síntomas de ansiedad porque piensa que su bebé se va a morir. Son indicativos de quee está viviendo depresión posparto.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) este problema tiene una incidencia del 13% en países con ingresos altos. En naciones con ingresos bajos y medios -como México- se calcula que el 20% de las mujeres embarazadas o con hijos son tres veces más susceptibles de presentar depresión que en otra etapa de su vida.

Al analizar datos de 7.187 mujeres adultas, recabados en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, una investigación del Instituto Nacional de Salud (INSP) encabezada por la doctora Filipa de Castro, mostró que la depresión entre mujeres con al menos un hijo menor de 5 años se eleva al 19,9% (equivalente a 2 millones de mujeres).

Es decir, 1 de cada 5 mujeres presentan un cuadro depresivo que, de no ser detectado y atendido, se podría prolongar y agravarse.

Aunque no se deben confundir los síntomas de la depresión posparto con la tristeza, también conocida como “baby blue”, aclaró la psicóloga Erica Medina.

“Hay quienes confunden esta tristeza, que se debe en gran medida al cambio hormonal y que dura unas dos o tres semanas después del parto. Pero, tras ese periodo, la mujer vuelve a regularse y no necesita atención médica”, admite.

La depresión posparto puede identificarse por la intensidad de sus síntomas, además del tiempo que dura la tristeza en la mujer. “Si ésta dura meses o hasta un año, es importante el tratamiento”, asegura.

Hay dos principales factores que evitan que este problema sea tratado de manera conveniente: “la falta de dinero y la culpa o vergüenza que sienten las madres al sentirse tristes”.

Y de las mujeres que sufren depresión posparto, sólo el 50 % acuden a buscar ayuda con un psicólogo o psiquiatra.

Conforme al estudio del INSP, las tasas de detección y atención son bajas (17.06 % y 15.19 %, respectivamente) y se explican por la falta de herramientas, protocolos y capacitación adecuadas para el reconocimiento de este desorden mental en las mujeres embarazadas por el personal clínico. Además, muchas mujeres no cuentan con afiliación a las instituciones de salud públicas del país.

“No hay un protocolo para detectar esta enfermedad”, admite Medina Serdán, “ni siquiera los ginecólogos que están más en contacto con las mujeres tienen demasiada información”, agrega.

En otros países como Estados Unidos, Australia y España, a quienes se sospecha tienen este tipo de enfermedad, se les realiza la llamada prueba de Edimburgo, un escala para determinar el nivel de depresión posparto. En el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (INPRFM), institución en la que ella colabora, está trabajando con el fin de afrontar este problema que afecta a las madres en México.

“El INPRFM está comenzando a trabajar. La doctora Asunción Lara inició una investigación que se convirtió en un manual acerca de cómo intervenir en esta situación”.

Aunado a ello, el Instituto ha comenzado a dar cursos en línea dirigido a médicos, ginecólogos y personal que está involucrado en la atención de la mujer después del parto, con la finalidad de combatir este problema en México. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.