Una gran diversidad de retrovirus, responsables de muchas enfermedades, en peces, anfibios y reptiles, descubrió un grupo de investigadores chinos, según un estudio publicado este jueves en la revista especializada PLOS Pathogens.

Hasta ahora, la inmensa mayoría de investigaciones se habían centrado en mamíferos y aves, pero este informe amplió el espectro a otras especies y detectó más de ocho mil retrovirus endógenos.

Los retrovirus, un tipo de virus con genoma de ARN monocatenario de polaridad positiva, son responsables de muchas enfermedades, incluyendo algunos cánceres y el sida.

Para mejorar la comprensión de este tipo de virus, Xiaoyu Xu, de la Universidad Nanjing Normal en China, examinó restos moleculares en el ADN de 72 especies de peces, cuatro anfibios y 16 reptiles.

El equipo de Xu identificó más de ocho mil retrovirus endógenos, es decir, que se encuentran en el código genético conservado, en los genomas de estas especies y fue capaz de reconstruir genomas completos o parciales en 450 ocasiones.

Estos hallazgos, según los autores, “amplían en gran medida el número de retrovirus conocidos” y sugieren que la diversidad de retrovirus existentes en especies no mamíferas o aviares “puede ser mucho mayor de lo que se piensa”.

Además, el análisis filogenético de los genomas analizados planteó que muchos de los retrovirus de peces, anfibios y reptiles cambiaron de especie huésped, detallaron los investigadores.

Xu destacó que los 92 vertebrados de este estudio representan solo alrededor del 0,2 por ciento de la diversidad de vertebrados no aviares o mamíferos, por lo que es probable que muchos retrovirus endógenos no se hayan descubierto aún.

“Descubrir su diversidad e historia evolutiva podría ayudar a informar los esfuerzos en curso para predecir, prevenir y minimizar los brotes de enfermedades retrovirales”, concluyó Xu.

En la especie humana existen cinco retrovirus identificados: El virus de la inmunodeficiencia humana de tipo 1 (VIH-1), que causa el sida; el de tipo 2 (VIH-2), un lentivirus; los virus linfotrópicos de células T humanos de tipo I y II (HTLV-I y HTLV-II), relacionados con el cáncer y síndromes neurológicos, respectivamente, y el XMRV. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.