Hace unos años, el gerente de producción de “Onda, la Superestación” (emisora donde tenemos el programa “Epa Comadre”, Luis Guaguancó González y yo), nos pidió que le hiciéramos una suplencia a Georgett Isaacs en su programa “La Gran Naranja” y nada había sido tan agradable como esa experiencia.

En una semana, ya habíamos conversado con Danielita Alvarado y con Oscar D’León, y el productor, nuestro recordado y querido Yahir Páez, había organizado la visita de un joven llamado Eduardo Monzón, que, con mucha sencillez, seguridad y sapiencia, promovía unas visitas turísticas al centro valenciano. Esa fue la primera vez que escuché hablar de Más Valencia. Ese encuentro fue mágico. Lo que Eduardo nos contaba de sus visitas guiadas por aquellas calles de nuestro centro valenciano, llenas de historia, nos hizo viajar en el tiempo.

Años más tarde me eligieron presidente de la Sociedad Amigos de Valencia y Eduardo Monzón fue uno de los vocales, cosa que me alegró enormemente. Era una junta directiva dispuesta a trabajar por una Valencia diferente y la juventud de Eduardo, como la de otros de los miembros, nos ayudarían a conseguir lo que nos propusiéramos.

Después de llevar a cabo algunas actividades, Eduardo aprovechó un día festivo y organizó un paseo por la Valencia de antaño con la junta directiva y sus familiares. Algo completamente fuera de lo convencional para nosotros, visitamos la primera casona convertida en posada, donde nos recibieron con un desayuno venezolano; de ahí, salimos a pie, a otro lugar donde escuchamos una historia fantástica y desconocida para muchos sobre el problema de agua de la gente valenciana del siglo XVIII y el milagro que les hizo la Virgen del Socorro, casa donde actualmente realizan vino artesanal. Y terminamos en otra hermosa casona, convertida hoy en un negocio de comida, con una degustación de fiambres.

Pero hemos visto que Eduardo y su equipo no dejan de trabajar. Siempre llega el anuncio de alguna ponencia, visita, conversatorio, conferencia. Sé que ya hay giras turísticas en inglés e incluso, están invitando a los colegios valencianos, a que sus niños realicen estas visitas guiadas por grados escolares.

Esta cercanía a Eduardo Monzón me permitió saber un poco de Más Valencia, como que, a mediados de 2018, la primera intención de Monzón era escribir un artículo para El Universal sobre Valencia pero su investigación lo dejó tan impresionado, que decidió cambiar sus planes e invitó a varios amigos a visitar la Valencia de antaño, donde les contaría lo que había investigado y la experiencia fue un éxito.

A partir de ahí, empieza en enero de 2019, con Más Valencia. Luego llegó la pandemia. Pero Monzón no podía rendirse. Se acercaba marzo y había que celebrar el cumpleaños de la ciudad. Cumpliría 464 años y de manera formal, inicia las visitas guiadas al centro de la ciudad.

Es entonces cuando se percata de que había personas que ya habían asistido a alguna visita y, sin embargo, repetían; Eduardo comenzó a armar un equipo de voluntarios y sacaba el perfil del visitante, de acuerdo a los que manifestaban su gusto por estas visitas al centro histórico, para hacer sus rutas más apegadas al deseo de los turistas. Aclarando que muchos “turistas” son valencianos que quieren conocer su ciudad.

Dos de las chicas que más colaboraron eran educadoras, una de ellas fotógrafa, Verónica Delgado y Andri Gómez. También se les unió Edduard Rebolledo, un joven interesado en la fotografía urbana que estudiaba educación y, finalmente, en 2020, entra al equipo, Rebeca Figueredo, investigadora y creativa, enamorada de la pequeña historia de la gran ciudad que fue Valencia y que queremos rescatar.

En fin, Más Valencia nos demuestra que nuestra ciudad tiene mucho que ofrecer o, como dijo la misma Valentina Quintero en uno de sus últimos videos de su canal Valen de Viaje, y que hizo, casualmente, en compañía de Eduardo Monzón y de Más Valencia, además de otras maravillas nuevas, como “Valencia en Tranvía”: son muchos “los tesoros que esconde Valencia”. Vayamos pues a buscarlos y a compartirlos.

anamariacorrea@gmail.com

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.