COMPARTE

El año 2017 va a cerrar como otro año para el olvido, otro año en el que las nefastas políticas económicas de la dictadura de Nicolás Maduro trajo a nuestro pueblo a incrementar el número de personas que viven en la miseria, comiendo en la basura gracias a una Canasta Básica Familiar reflejada en 3.901.076,05, a nuestras personas el salario mínimo de 325.544,18 les alcance prácticamente para un fin de semana.

Es importante ver como en los últimos tres meses la inflación se ha disparado, los precios de la comida han ido a tocar prácticamente cifras astronómicas que sin duda alguna el venezolano no se espera que llegaría. Hemos visto como ha habido más de cinco aumentos de salario mínimo en el año, de nada sirve aumentar el salario mínimo tantas veces si no se resuelve la inflación, los problemas que realmente afectan al país en materia económica; el problema que afronta nuestro país por la economía, la cual se ha transformado en una economía de puerto donde no hay materiales, ni producción, ni materia prima, entre otros elementos indispensables para el crecimiento de una estructura económica.

Ahora se pretende regular la  carne a 40 mil bolívares por kilo, como todos sabemos se busca crear un mercado negro, porque eso es lo que ha sucedido desde que se inició el control en los precios de los alimentos, tenemos el ejemplo de la harina pan, donde el costo que marca es de 800 bolívares y no se consigue en menos de 35 mil bolívares. Entre otras cosas para nosotros es fundamental que haya una recomposición de la economía, esta ha sido una dramática historia con la que se puede resumir el año 2017

El año va a cerrar con una navidad muy triste para todos los venezolanos, donde la lucha será por lograr que el poquito de aguinaldo alcance para diciembre, se estipula que la fabricación de una hallaca costará alrededor de 40 mil bolívares, es decir, es imposible que con un salario mínimo se puedan comprar 10 hallacas, los estrenos no existirán para los venezolanos este año, las personas se centrarán en cubrir sus necesidades básicas y el niño Jesús brillará por su ausencia, la cena navideña para muchas familias será virtual, debido a la gran migración de venezolanos que hubo este año huyendo de la crisis y en busca de un futuro mejor porque Nicolás Maduro ha decidido cerrarle la puerta de las oportunidades a la juventud.

Sabemos que el año 2018 se planteará como un año complicado en materia económica, sin embargo  nunca debemos perder la fe, debemos seguir adelante, construyendo una mayoría para enfrentar a Nicolás Maduro y su régimen por el futuro de todos los venezolanos, no permitamos que la desesperanza triunfe en nuestro corazones y sigamos adelante, la noche se hace más oscura antes del amanecer, estamos convencidos que pronto lograremos la construcción de una mejor Venezuela.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.