(Foto cortesía)

Las doradas dunas colindantes con la ciudad de Aïn Séfra (provincia de Naama, norte de Argelia) se tiñeron de blanco el pasado domingo después de que una atípica tormenta de nieve cayera sobre la zona.

La nevada ha producido una capa de 40 centímetros de grosor. Es el tercer año consecutivo que los 35 mil vecinos de la localidad ven caer copos de nieve sobre el desierto del Sáhara (diciembre de 2016, enero de 2017 y 2018), un fenómeno que no se producía desde hace 37 años, cuando el pueblo vivió el 18 de febrero de 1979 una nevada durante media hora.

La tormenta se originó a consecuencia de la ola de frío que ha azotado este fin de semana EE UU y Europa. La alta presión provocó que la borrasca se desplazase al norte de África, según ha informado un portavoz de Met Office este lunes. “Con las presiones altas el clima frío se extiende hacia el sur más de lo normal”, ha explicado el experto.

Leer nota completa aquí.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.