COMPARTE

Con apoyo de buzos, los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) tratan de localizar los restos descuartizados de Yelly Margarita Farías (30), funcionaria de seguridad de la Universidad Central de Venezuela, que fueron arrojados a un curso de agua del río Guaire, en la autopista Valle-Coche, sentido Caracas-Maracay, y presumen que podrían encontrarse debajo de una cascada a la altura del Fuerte Tiuna.

Las manos de la víctima fueron recuperadas en una alcantarilla de un drenaje cerca de Pinto Salinas. Así fue identificada. En la octava transversal de Maripérez está la vivienda que Yelly Farías compartía con Gustavo Fernández (40), presunto autor del asesinato,  detenido por ser el principal sospechoso y quien terminó confesando su crimen.

Al parecer, el hombre actuó en medio de una crisis de celos, porque sospechaba que ella lo engañaba.

Una llamada anónima alertó a los funcionarios de Homicidios, porque algo grave había ocurrido en la casa de la pareja, y al hacer la inspección encontraron pruebas de que allí se había cometido un asesinato.

El hombre acorralado en los interrogatorios, confesó que estranguló a su mujer, con quien llevaba 5 años de unión, y luego la descuartizó para deshacerse de los restos.

Colocó brazos, piernas, cabeza y tronco en bolsas separadas y luego las unió en dos envoltorios muy grandes. Para trasladarse utilizó los servicios de taxistas, para que lo llevaran a la Valle-Coche, donde arrojó las bolsas en el caudal de agua.

De regreso se percató que no había botado la bolsa con las manos y antes de llegar a su vivienda las echó en la alcantarilla, donde los funcionarios las rescataron, pero falta el resto del cuerpo.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.