Foto: Archivo
COMPARTE

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, fue detenido este martes por sospechas de administración desleal, apropiación indebida y falsedad documental en su gestión, indicaron a AFP fuentes judiciales y de la Guardia Civil.

La operación comprende unos diez registros, incluyendo la sede de la federación en Las Rozas, cerca de Madrid, empresas y domicilios privados.

De momento fueron detenidos Villar, su hijo Gorka, el vicepresidente económico de la RFEF, Juan Padrón, y otro directivo, puntualizó la Guardia Civil en un comunicado, aunque según fuentes judiciales se esperan más detenciones.

La justicia sospecha que Villar habría promovido partidos entre la selección española y otras selecciones, con el fin de obtener “contraprestaciones para la contratación de servicios y otras relaciones comerciales en beneficio de su hijo, abogado especialista en derecho deportivo”.

En la operación, dirigida por la Audiencia Nacional, un alto tribunal especializado en grandes casos de corrupción, se investiga “la gestión de personas vinculadas a la Real Federación Española de Fútbol”, que habrían incurrido en delitos de corrupción entre particulares, falsedad en documento público, administración desleal, apropiación indebida y alzamiento de bienes.

Dichas personas habrían obtenido beneficios en perjuicio de la RFEF, según fuentes judiciales.

La Guardia Civil añadió que Padrón habría participado, junto con otro directivo detenido, en “una operativa continuada de apropiación de fondos” de la federación de fútbol de la isla canaria de Tenerife, a través de una sociedad gestionada por ambos.

La investigación comenzó a principios de 2016 tras una denuncia del Consejo Superior de Deportes, un organismo oficial, explicó la Guardia Civil.

“Aquí no hay nadie intocable; todo el mundo tiene que obedecer la ley”, dijo en una primera reacción el portavoz del gobierno español y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo.

Jugador del Athletic de Bilbao entre 1971 y 1981, así como 22 veces internacional con España, Villar fue uno de los fundadores del sindicato de futbolistas españoles (AFE) en 1978.

Abandonó la AFE para convertirse en presidente de la Federación Vizcaína de Fútbol, lo que le permitió entrar en la RFEF, de la que se convirtió en presidente en 1988, siendo reelecto el pasado mayo por octava vez. Al mismo tiempo, Villar es vicepresidente tanto de la UEFA como de la FIFA.

Bajo su largo mandato, la sección española vivió los mejores momentos de su historia, al ganar el Mundial de Sudáfrica 2010 y las Eurocopas de 2008 y 2012.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.