El desabastecimiento es tal que muchas farmacias han cerrado sus puertas
COMPARTE

Sin medicinas, y con anaqueles cubiertos con los recuerdos de una época buena conmemoran los farmaceutas en su día, entre la tristeza de saber que una industria tan importante ha caído en el olvido y la desgracia y la pena de ver morir a venezolanos inocentes por la falta de medicamentos para curar sus dolencias.

La presidenta del Colegio de Farmacéuticos del estado Nueva Esparta, Hilda Mata, aseguró que desde 2016 la escasez de medicinas en el país se ubica en 90%, y por el momento el panorama no pareciera mejorar.

En declaraciones al equipo de Prensa Unidad Venezuela, recordó que una de las razones para la falta de medicinas en Venezuela es la deuda que mantiene el gobierno –de unos 6 mil millones de dólares- con los laboratorios que fabrican los productos. Cabe recordar que la mayoría de esas compañías se han ido del país, y las que quedan también ven limitado su trabajo debido a que muchos de los insumos necesarios para la elaboración de los medicamentos son importados, y no se consiguen dólares preferenciales. Por ahora, según explicó, no hay informaciones sobre la posible cancelación de esos compromisos económicos.

Mata destacó que los medicamentos que trae el gobierno son distribuidos en el sistema de salud público, y que muchos de ellos no cuentan con el registro sanitario correspondiente. “Incluso, las indicaciones que traen están en el idioma de origen”, señaló.

Entre los medicamentos que son más difíciles de encontrar están los hipertensivos, los destinados a problemas cardíacos y los pediátricos.

De acuerdo con los datos que maneja, el desabastecimiento y la escasez empeoraron desde comienzos de 2016, dado que en 2015 la escasez era de aproximadamente 50%, pero el año siguiente se ubicó en 90%, cifra que se mantiene.

Pero esa situación no solo afecta a los pacientes, que deben recorrer farmacia tras farmacia para encontrar lo que requieren, sino también a quienes laboran en el sector debido a que varios locales destinados a la venta de esos productos se han visto obligados a cerrar.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.