COMPARTE

Dolor en los huesos y en la espalda, fracturas, sangrados, incremento de infecciones y dificultad respiratoria. Se trata del mieloma múltiple. El segundo cáncer hematológico más común en el mundo. Afecta la médula ósea e interfiere en la producción de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas. La prevalencia es de 3 por cada 100.000 habitantes.

Al año, son diagnosticados 5.000 casos en el mundo. Pero, en Venezuela, a diferencia de otros países del mundo, no se cuenta con un registro de la enfermedad. Cada centro maneja sus propios datos y, según el jefe del Departamento de Clínicas Hematológicas del Banco Municipal de Sangre de Caracas, José Luis López, la institución tiene aproximadamente 200 pacientes, incluidos los que se refieren de otros estados del país. Angelina Rodríguez, hematólogo del Centro Médico de Caracas, señala que existe un subregistro de la enfermedad, a pesar de que es la segunda patología maligna más frecuente después del linfoma de hodking.

La especialista ¬que pertenece a la Fundación Internacional de Mieloma Múltiple¬ y otros médicos venezolanos se han dedicado a dar conferencias para que se conozca no sólo la enfermedad, sino también las nuevas drogas que han mejorado la sobrevida de los pacientes, que ha pasado de 24 meses a 5 años, gracias a los nuevos medicamentos y al trasplante autólogo con las células madres del paciente.

Cada año en nuestro país más de 2.000 personas son diagnosticadas de mieloma múltiple, un tipo de cáncer de la sangre, de momento difícilmente curable, que afecta a las células plasmáticas, un glóbulo blanco que se localiza en la médula ósea. Y la mitad de los pacientes tiene más de 65 años.

Muchos de los síntomas que padecen estos pacientes son asociados a patologías que sufren las personas de la tercera edad. “Tengo muchos pacientes que son referidos no con diagnóstico de mieloma sino de anemia”, refiere la experta.

Cuando se deja pasar mucho tiempo, la enfermedad avanza y se comprometen órganos como los huesos y el riñón.

Mira el vídeo:

El mieloma múltiple se trata mediante la combinación de fármacos específicos para la enfermedad. En pacientes jóvenes se suele hacer además un trasplante autólogo de médula ósea. Así la enfermedad se controla, pero no se cura.

Los enfermos tienen constantes recaídas, por lo que se tiene que repetir el tratamiento o buscar tratamientos alternativos, explican los especialistas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.