COMPARTE

Por primera vez en la historia se conmemora el Día Mundial del Trastorno Bipolar, gracias a una iniciativa de la Sociedad Internacional de Trastornos Bipolares (Isbd), con la finalidad de proporcionar información sobre este padecimiento, y así mejorar la educación y la sensibilidad hacia esta enfermedad.

La organización escogió el 30 de marzo como la fecha para promover este día, en vista de que se celebra el nacimiento de Vincent Van Gogh, pintor holandés y uno de los principales exponentes del postimpresionismo en el mundo; quien póstumamente fue diagnosticado de padecer trastorno bipolar.

El trastorno bipolar, que también se le conoce como enfermedad maníaco-depresiva, es una enfermedad mental, y quienes la sufren experimentan cambios de ánimo inusuales, porque a veces se sienten muy felices y “animados” y mucho más activos que de costumbre, conducta que se conoce como manía; o porque se sienten muy tristes y “deprimidos” y son mucho menos activos, actitud que se define como depresión.

El trastorno bipolar también puede provocar cambios en la energía y en el comportamiento. Cualquier persona puede desarrollarla. A menudo comienza en las últimas etapas de la adolescencia o al principio de la adultez. Pero también niños y adultos pueden sufrirla.

Generalmente, la enfermedad dura toda la vida, y varios factores pueden contribuir al trastorno bipolar. Entre estos figuran los genes, porque el tratorno es hereditario; y otro es por la anormalidad en la estructura y función del cerebro.

Un trastorno camuflado

Algunas personas sufren del trastorno bipolar durante años antes de que alguien lo sepa. Esto se debe a que los síntomas pueden parecerse a varios problemas diferentes.
Los familiares y amigos pueden no darse cuenta de que los síntomas de una persona son parte de un problema mayor, y un médico puede creer que la persona tiene una enfermedad distinta como, por ejemplo, esquizofrenia o depresión.

Se estima que la prevalencia mundial del trastorno bipolar está entre 1 y 2% de la población (pudiendo llegar hasta 5%), y de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la sexta causa de discapacidad en el mundo.

El trastorno bipolar es una enfermedad que representa un reto importante para los pacientes, el personal de salud, los miembros de las familias y de las comunidades.

Si bien la creciente aceptación del trastorno bipolar como una condición médica se ha consolidado en algunas partes del mundo, tal como la diabetes y enfermedades cardíacas, desafortunadamente el estigma asociado al padecimiento continúa siendo una barrera a la atención, e impide el diagnóstico precoz y tratamiento eficaz.

Sin embargo, gracias a los avances en la ciencia y las investigaciones farmacológicas, esta enfermedad puede ser controlada a través de alternativas farmacéuticas y terapéuticas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.