Foto referencial
COMPARTE

La salida de CNN de las parrillas progrmáticas de las cableras nacionales es interpretada por periodistas y miembros de la sociedad civil, como un nuevo acto de censura que atenta contra la libertad de expresión. No es la primera vez que un hecho así ocurre. Radios, periódicos y otros canales de televisión han sufrido las consecuencias de informar.

El presidente de la Sociedad Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), Marco Ruiz, expresó que la salida de este canal no es un caso aislado y recordó algunos casos destacados como el del RCTV o CNB. Afirmó que aquellos medios que revelan hechos de corrupción en los que las cúpulas gubernamentales se ven inmiscuidas suelen ser censurados o amenazados.

En un trabajo realizado por el periódico argentino, La Nación se muestran las estrategias utilizadas por el Gobierno de Nicolás Maduro para acabar con los medios de comunicación que laboran en la región.

A continuación las cuatro estrategias

1. Bloqueo de medios internacionales

CNN en Español es el cuarto medio internacional que es bloqueado dentro de Venezuela. Su antecedente más inmediato fue Infobae, en octubre de 2014

CNN en Español es el cuarto medio internacional que es bloqueado dentro de Venezuela. Su antecedente más inmediato fue Infobae, en octubre de 2014. “El sitio argentino ha cometido faltas graves que ofenden la dignidad de la familia de Robert Serra”, dijo el gobierno en un comunicado. Serra era un diputado chavista que fue asesinado en extrañas circunstancias. Infobae había publicado fotos del cadáver del funcionario y por eso la web es inaccesible desde ese país.

El canal de noticias colombiano NTN24 también dejó de transmitir en el país en febrero de 2014, por informar sobre la intensa jornada de protestas contra Nicolás Maduro que vivió el país ese año y que dejó decenas de muertos. El gobierno chavista los acusó de querer desestabilizar el orden público y ordenó a todas las compañías de televisión por cable que eliminaran al canal de sus parrillas.

El SNTP confirmó a La Nación que el gobierno también ordenó bloquear la señal del canal mexicano TV Azteca, por retransmitir el documental “Pasaportes en la sombra”, que realizó CNN y que reveló varias irregularidades en la emisión de visas y pasaportes venezolanos, incluidas las acusaciones de que estos documentos fueron entregados a personas vinculadas con el terrorismo. Este material provocó también la suspensión de la cadena estadounidense.

2. Cese de concesiones

El gobierno se ha valido de distintos procesos administrativos para revocar las concesiones para transmitir de al menos 34 emisoras de radio. Pero el caso más emblemático fue RCTV, la televisora más antigua del país y férrea crítica del gobierno. Dejó de transmitir en 2007 luego de que Hugo Chávez pidiera públicamente que no se le renovara la concesión. La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó en 2015 al Estado venezolano por la medida, que calificó como una grave violación a los derechos humanos.

Las concesiones del resto de las señales que operan se suelen renovar cada cinco años, por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, un organismo que depende exclusivamente del Ejecutivo venezolano. El lapso es incluso menor al período presidencial. Los canales sucumben ante la censura por miedo a que no le renueven los permisos.

3. Diarios impresos

Al menos 22 periódicos han dejado de circular desde 2013 por las restricciones en la compra de papel periódico, según la ONG Expresión Libre. El material no se produce en Venezuela y los medios tienen que importarlo. Pero el estricto cepo cambiario en el país hace necesario que las empresas tengan que pedirle al Gobierno que le apruebe un cupo de divisas necesario para la comprar del suministro.

4. Compra de medios

Al menos 25 medios de comunicación cambiaron de dueños en los últimos seis años, según el estudio “Propietario de la censura” que publicó el Instituto de Prensa y Sociedad en 2015. Han sido procesos de compra y venta bastante opacos, forzados por un conjunto “de presiones contra los medios por su línea editorial como la apertura de procesos judiciales y cierre de fuentes de información.”, dice el informe.

Los casos más sonados:Globovisión, la única televisora 24 horas de información en el país, y la Cadena Capriles, el emporio de medios impresos más importante de Venezuela. Tras el cambio de propiedad, hubo claras modificaciones de sus líneas editoriales y comenzó el despido o renuncia de decenas de periodistas que denunciaron ser objeto de censura.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.