(Foto captura)
COMPARTE

¿Cómo un país secuestrado por bandas criminales se convirtió en una narco tiranía militarizada capaz de cometer los peores delitos?, con esa interrogante Diego Arria inició su disertación este lunes ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Arria, quien fue representante de Venezuela ante la ONU y ex presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, explicó que 15 miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) forman parte de una lista del Departamento del Tesoro de Estados Unidos que está destinada a narcotraficantes, traficantes de armas y al lavado de dinero.

El ex diplomático recordó que, recientemente el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a Nicolás Maduro y luego al vicepresidente Tareck El Aissami por narcotráfico y lavado de dinero, luego al presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, quien ha sido procesado por dos asesinatos, y a Diosdado Cabello, a quien lo acusan de ser un capo del Cartel de los Soles. “Medios internacionales hace dos semanas lo llamaron el Pablo Escobar de Venezuela”, dijo.

Diego Arria señaló que Pablo Escobar y Joaquín “Chapo” Guzmán no fueron presidentes, vicepresidentes, ministros de la Defensa ni presidentes de la Corte Suprema en Colombia ni México. Pero en Venezuela Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Vladimir Padrino, Tareck El Aissami y Maikel Moreno ocupan esos puestos.

Para Arria es un hecho sin precedentes en el mundo, que narcos y criminales están en pleno control de una nación en complicidad de generales corruptos y traidores de la patria, que además están sentados sobre las reservas de petróleo más grandes del mundo.

El balance del terror, según dijo, está expreso en el informe del Alto Comisionado de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein, quien alerta sobre el uso excesivo de la fuerza para controlar manifestaciones, detenciones arbitrarias, tratos crueles, inhumanos y degradantes con el uso de descargas eléctricas en los genitales, asfixia, golpes con bates de béisbol, y amenazas de violencia sexual para castigar, humillar y aterrorizar a los detenidos. A esto se le suman los grupos armados llamados colectivos que irrumpen en las protestas con armas de fuego mientras disparan, roban, atacan y asesinan con la displicencia de los cuerpos de seguridad.

AUSENCIA DE MADURO

Diego Arria manifestó que el régimen de Maduro nuevamente practica una brutal y sistemática política para cometer todos los delitos de lesa humanidad. Aseguró que el jefe de Estado venezolano no asistió al Consejo de DDHH de la ONU porque se enteró que un grupo de países respondería en su contra, porque advirtió el creciente rechazo a un régimen que ha sumido al país en una crisis humanitaria, y además porque no podría contestar u opinar sobre las atrocidades de su gobierno.

PRESIÓN INTERNACIONAL

Diego Arria señaló que en la Organización de Estados Americanos (OEA), de los 35 países miembros, 28 son secretarios del Estatuto de Roma y basta que un solo país refiera el caso ante la Corte Penal Internacional (CPI) para abrir el caso ante esas instancias.

La iniciativa podría celebrarse dentro de tres días cuando se realice en Washington una sesión pública con víctimas venezolanas del régimen, y un día después dos generales van a precisar cómo eran las cadenas de mando y cómo operaba la FANB en la comisión de estos crímenes. Los fiscales y jueces en ejercicio también presentarán pruebas sobre las violaciones a los derechos humanos.

PRESOS POLÍTICOS

El ex consejero del secretario de la ONU Kofi Annan comentó que es de conocimiento público que los presos políticos y los perseguidos en Venezuela, desde el alcalde Antonio Ledezma, Leopoldo López, Yon Goicoechea, Daniel Ceballos, David Smolansky, Alfredo Ramos, Lorent Saleh, Gilber Caro, Raúl Isaías Baduel, Roberto Picón, Wilmer Azuaje y muchos otros son tratados de la manera más denigrante e inhumana. Por todo esto, afirmó que hará todo lo que esté a su alcance hasta que “los padrinos, los cabellos y los maduros” paguen ante la justicia internacional o se apliquen otros mecanismos como la Convención de Palermo para apresarlos.

“Ningún lugar debería ser refugio seguro para quienes han cometido crímenes contra la humanidad como el caso del régimen liderado por Maduro, Cabello, Padrino López y El Aissami”, aseveró desde Ginebra en la 36ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) donde también participaron Julieta López, tía de Leopoldo López; Rosaura Valentini, esposa de Yon Goicoechea y el fiscal Zair Mundaray.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.