Foto Cortesía

El Gobierno de Nicolás Maduro reforzó el bloqueo del puente fronterizo Tienditas, que une Venezuela con Colombia y que la oposición espera utilizar para el ingreso de la ayuda humanitaria que dice necesita el país, según denunció este jueves a Efe el diputado opositor Franklyn Duarte.

Los nuevos obstáculos, pesadas piezas de concreto y contenedores de camión, se colocaron “en la oscuridad” por órdenes de “quienes usurpan el poder”, aseguró Duarte en referencia a Maduro en una conversación telefónica con Efe.

“Así actúan ellos, entre gallos y media noche”, añadió.

La información fue confirmada por el director de Migración Colombia, Cristian Krüger Sarmiento, rechazando estas acciones.

“La paz se construye con acciones y no con mentiras como lo hace Maduro. Es hora de que la dictadura se ponga seria y deje de jugar con el pueblo venezolano”, señaló Krüger.

El moderno puente binacional de Tienditas que une a Venezuela y Colombia fue construido en 2016 y todavía no ha sido inaugurado.

Los obstáculos se unen a los que ya habían colocado la pasada semana, según denunció entonces el propio Duarte, pese a que el Gobierno reaccionó señalando que el bloqueo no era nuevo.

El legislador opositor también dijo que un “río humano” levantará los obstáculos el próximo día 23, cuando el antichavismo comience a ingresar las ayudas colectadas desde varios países, y que servirán “para salvar esas vidas que sentenció Maduro a muerte”.

“Casi 300.000 venezolanos hay en estos momentos en Venezuela a punto de morir por diferentes enfermedades”, continuó Duarte.

La oposición señala que Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, necesita de ayudas para paliar la severa crisis que atraviesa, y que fue catalogada como “humanitaria” y “compleja” por el Parlamento, el único poder que controla.

Pero Maduro, en el poder desde 2013, niega la crisis y rechaza recibir las donaciones, que calificó la semana pasada como un “regalo podrido” que porta el “veneno de la humillación”, por considerar que podría dar paso a una invasión armada que lo desaloje del cargo.

Todo esto ocurre en medio de la crisis de gobernabilidad que se disparó en Venezuela el mes pasado cuando Maduro juró ante el Supremo un nuevo mandato de 6 años, que no reconocen la oposición y buena parte de la comunidad internacional.

El líder chavista se impuso en los comicios de mayo pasado a los que no se presentó el grueso de la oposición por considerarlos fraudulentos y estar inhabilitados sus principales partidos y dirigentes.

Por tal motivo, el antichavismo considera que Maduro “usurpa” la Presidencia y que las competencias del Ejecutivo recaen en el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, quien dijo hace casi un mes y ante miles de simpatizantes que las asumía con la intención de instalar un Gobierno transitorio que convoque “elecciones libres”.

El número dos del Chavismo, Diosdado Cabello, se refirió ayer al caso en su programa semanal “Con el mazo dando” y se mostró partidario de reforzar el bloqueo del puente en suelo venezolano.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.