En visita a la Contraloría General del Estado Carobobo, el diputado Leandro Domínguez, se solidarizó con el titular de ese despacho, Orlando Utrera, luego de que este denunciara haber sido víctima de amenazas supuestamente por parte de exfuncionarios de la administración de Francisco Ameliach.

De acuerdo a lo indicado por Utrera, quienes lo estarían amenazando por investigar su gestión, serían el expresidente de Alimca, Miguel Flores y el expresidente de Insalud, Raúl Falcón.

El parlamentario informó que visitó al contralor para conocer de cerca las denuncias que hizo el contralor referidas a amenazas de muerte en su contra, por las investigaciones que lleva adelante su despacho por presuntos hechos de corrupción.

Domínguez citó que justamente estos dos funcionarios, además del presidente de Desoca, Diones Oliveros, fueron denunciados por él ante la Contraloría General de la República, por presuntamente estar incursos en hechos de corrupción.

Dijo que como miembro de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, seguirá trabajando para que se haga justicia. Instó al contralor de Carabobo a mantenerse firme en su trabajo y no dejarse doblegar por amenazas.

El parlamentario expresó que la Contraloría General de la República debe sancionar con inhabilitaciones a estos tres exfuncionarios, por haber causado daño al patrinomio regional con sus actuaciones no apegadas a la ley.

El diputado Domínguez responsabilizó al expresidente de Insalud, Raúl Falcón, por el colapso del sistema de salud en Carabobo, porque bajo su administración supuestamente existieron nóminas fantasmas, se desparecieron varios vehículo y quedaron muchas obras inconclusas.

“Tengo entendido que el doctor Falcón tiene una clínica en Panamá y otra en Los Guayos. Como parlamentario me pregunto de dónde sacó tanto dinero y qué hizo con los recursos que se asignaron a Insalud”.

En relación a Miguel Flores, dijo que como expresidente de Alimca debe responder por la cantidad de alimentos que no llegan a los Clap, entre otras cosas.

“Es decir, deben responder por el gran daño que le causaron a la hacienda pública estadal y nacional, bajo la administración del exgobernador Francisco Ameliach.

Citó que lo referido a estos casos y al de Desoca fue denunciado por él ante la Contraloría General de la República y a la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional.

El parlamentario instó al contralor Orlando Utrera, para que le de celeridad a estos casos que investiga, sobre todo lo relacionado con el vertedero de basura de La Guásima, porque a Francisco Ameliach se le aprobaron los recursos para su saneamiento y no hizo nada.

“Eso incluía adquisición de maquinaria y material de cobertura. Es decir, lo que crearon con la empresa Desoca fue una caja chica para robarse el dinero”.

Leandro Domínguez insistió en que la denuncia del contralor sobre amenazas por investigar casos de presunta corrupción, no puede engavetarse.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.