El discurso gubernamental está contribuyendo a la estigmatización. Es necesario el discurso claro, pero que establezca que estas personas no son responsables de padecer la enfermedad. En algunas ocasiones se usa la enfermedad para abonar el discurso político o partidario, sostienen algunos analistas.(Foto: Referencial)

El nuevo coronavirus llegó a Venezuela por personas que estuvieron en Europa y Colombia, es la justificación de los voceros del gobierno de Maduro. Insisten en que los contagiados han estado en contacto con viajeros. Estigmatizan a quienes viven en el este de Caracas.

Y es que apenas, se habían confirmado los dos primeros casos de COVID-19 en Venezuela, el 13 de marzo de 2020, corrió como pólvora por WhatsApp y redes sociales que habían viajado a Europa y entraron al país.

Así, a diario Jorge Rodríguez, Delcy Rodríguez o Nicolás Maduro, en sus asiduas transmisiones aseguran que la mayoría de los contagiados estuvieron de viaje en Europa o Colombia. De los 189 contagios, confirmados hasta el lunes 13 de abril, 68 casos están localizados en el estado Miranda y 30 en Caracas.

Y resulta que luego de las declaraciones dadas por Jorge Rodríguez, el 10 de abril, en el estado Táchira pusieron en cuarentena a una familia que llegó de Colombia, reseña Crónica.Uno.

Carlos Correa, director de la ONG Espacio Público, explicó que los pacientes no son responsables de contraer el virus, pues es de fácil propagación, por lo tanto no deben ser señalados.

Y es que no solo se reportan en Caracas, también en Aragua, estados muy lejanos de la capital. Pero, el gobierno ha caído en la estigmatización social. La asociación negativa a una persona o un grupo que tiene ciertas características de una enfermedad, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tanto la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como la OMS sostienen que la pandemia ha generado estigmatización social y comportamientos discriminatorios contra personas de determinados orígenes étnicos, o contra cualquiera que se considere porte el virus. Se corre el riesgo de que se nieguen a recibir atención médica o a adoptar métodos saludables.

La OPS y la OMS recomiendan tener cuidado al emplear ciertas palabras cuando se transmita información del nuevo coronavirus, ya que la información negativa puede influir en cómo se ve la enfermedad en pacientes, familiares y comunidades afectadas.

Esta situación, en términos científicos, es lo que denominan “infodemia”, informaciones que generan discriminación contra ciertos grupos.

Leer trabajo completo en Crónica.Uno

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.