foto angel chacon
COMPARTE

El cuerpo sin vida de un hombre de unos 52 años apareció con heridas de arma de fuego cerca de un vehículo modelo Spark marca Chevrolet. Luego sería identificado como Antonio Flores. Había sido víctima de un robo al cual se resistió.

Oponerse al acto delictual fue lo que le causó la muerte. Flores se dedicaba a “taxear”, trabajaba para una linea en el Big Low Center en el municipio San Diego y se encontraba en la urbanización Michelena cuando unos delincuentes lo atacaron pero corrió. En ese instante recibió un impacto de bala en la cabeza.

Segundos antes de su muerte el hombre arrojó las llaves dentro del vehículo para complicarle las cosas a los malandros, quienes luego de las detonaciones huyeron; sin carro y sin alguna otra pertenencia. Los familiares consideran que el miedo invadió a los sujetos y por eso escaparon.

Los parientes de la víctima se enteraron del delito la misma noche en la que ocurrió el hecho. Debían ser las 9:00 p.m.. Una hora después del suceso. Al parecer Flores acababa de dejar a un pasajero en unas residencia cercana al sitio donde perdió la vida.

El lugar de residencia de Flores era en El Trigal y a sus 52 años se encontraba divorciado. Además era el padre de seis hijos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.