Novak Djokovic, tenista serbio. / Foto EFE

El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, no dio ninguna opción al uruguayo Pablo Cuevas en la segunda ronda de Roland Garros y se impuso por 6-3, 6-2 y 6-4 en 2 horas y 6 minutos.

Camino de su segundo título en París, en su partido 350 en un Grand Slam, el serbio fue una apisonadora que evitó el “batacazo” que había deseado el uruguayo tras ganar su partido de primera ronda.

Era un sueño arriesgado para el veterano Cuevas, que en ningún momento pareció en disposición de contrarrestar el tenis del serbio, que llega a París tras haber ganado en Belgrado.

El partido tuvo un solo sentido, el que le impuso el serbio, deseoso de alcanzar la tercera ronda. Djokovic se medirá por un puesto en octavos contra el ganador del duelo entre el australiano James Duckworth y el lituano Ricardas Berankis, dos especialistas en pista dura que, a priori, no deben representar un gran problema para el ganador del pasado Abierto de Australia.

De camino a la esperada semifinal contra el español Rafael Nadal, sus principales obstáculos son el italiano Matteo Berrettini, finalista en Madrid y noveno cabeza de serie, y el suizo Roger Federer, con quien podría cruzarse en cuartos.

Cuevas se despide del cuadro individual sin haber alcanzado la tercera ronda, su techo en un Grand Slam y que en París ha disputado en cuatro ocasiones.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.