Para atender las sugerencias del Gobierno Nacional, la Universidad de Carabobo está llamando a sus estudiantes de medicina de quinto año, para que se incorporen a equipo de salud local, con la finalidad de hacer frente a la pandemia de coronavirus.
Universidad de Carabobo (Foto Referencial)

Docentes de la Universidad de Carabobo no están dispuestos a incorporarse a clases, hasta que el gobierno nacional autorice la dolarización de sus salarios, solicitada hace seis meses.

El presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo, Euclides Querales, en nombre de sus colegas, advirtió que no habrá reinicio de actividades académicas en ninguna modalidad, presencial, virtual o mixta, hasta tanto se materialicen las exigencias del gremio docente.

El dirigente gremial manifestó que los docentes deben recibir sus pagos en dólares, porque fue el gobierno quien dolarizó la economía nacional. Citó como ejemplo, que en abril de este año liberó el precio de 17 productos de la canasta alimentaria y estableció sus precios en dólar.

Luego comenzó a vender gasolina en divisas, y más recientemente autorizó a los colegios privados para que obren la matrícula en dólares.

Salario en dólares

A su modo de ver, no puede entonces el gobierno querer pagar el salario a los docentes, en bolívares.

Querales subrayó que otro impedimento para incorporarse a clases, es que los docentes no cuentan con las mínimas condiciones de bioseguridad, para evitar el contagio con el COVID-19.

Dijo que un buen número de profesores es diabético, hipertenso y asmático, por lo que el solo contagio implicaría la muerte segura. En el caso que esto suceda, tienen los familiares que salir a recoger limosnas, para poderles dar cristiana sepultura.

Asimismo señaló que para dictar clases a distancia, los profesores deben contar con equipos tecnológicos actualizados, como computadoras, tabletas y teléfono inteligente para la mediación educativa en línea. Rechazan que se les asignen canaimitas o vergatarios.

Equipos técnicos

Apuntó que es importante que el equipamiento cumpla con los requerimientos técnicos que permitan el manejo y el procesamiento efectivo de información e interacción a través de las aplicaciones disponibles en línea para la gestión educativa.

Citó además que el período vacacional inicia una vez cancelado el bono vacacional, y como el ministro Trompiz decidió cancelar de manera fraccionada este beneficio, el efecto de 45 días de este lapso inicia a partir del pago de la segunda parte.

“Más allá del salario, que es vital e irrenunciable para la sobrevivencia de estos tiempos, está el Derecho a la vida por lo cual ratificamos nuestro compromiso y responsabilidad de proteger la vida de nuestros profesores, estudiantes y demás miembros de la comunidad ucista traduciéndose a su vez en la protección de la familia, esa es nuestra prioridad”.

Añadió que en las condiciones actuales debe mediarse desde el hogar, eso implica que cada actor involucrado en el proceso educativo debe contar con servicios eléctricos y de internet, estables y eficientes, sin embargo, es público y notorio que el servicio eléctrico presenta notables fallas e inesperadas fluctuaciones que han ocasionado la pérdida de dispositivos y electrodomésticos.

En cuanto al internet, muchos docentes no cuentan con el servicio de ABA-CANTV ni servicios alternativos en sus comunidades y en lo que respecta a la conectividad móvil aparte de los problemas de cobertura, los salarios que se perciben no dan para recargar el saldo necesario para la gestión educativa en línea.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.