El esloveno se fue con un triple-doble. Foto EFE.

Luka Doncic, con un triple-doble, guió a los Dallas Mavericks a una victoria muy ajustada y luchada (103-113) frente a Los Angeles Clippers, que les sirvió para recuperar el factor cancha en la primera ronda de los playoff de la NBA.

El esloveno fue la brújula de Dallas durante todo el encuentro y logró 31 puntos (11 de 24 en tiros), 10 rebotes y 11 asistencias. A su lado brillaron también unos muy efectivos Tim Hardaway Jr. (21 puntos con 8 de 13 en tiros) y Dorian Finney-Smith (18 puntos con 7 de 9 en tiros).

Los Mavericks presumieron de un gran acierto de cara al aro (50% en tiros de campo y 47% en triples), que contrastó especialmente con la falta de puntería de los Clippers desde el triple (27% con 11 de 40 en tiros).

Por parte de los angelinos, Kawhi Leonard (26 puntos, 10 rebotes y cinco asistencias) y Paul George (23 unidades, seis capturas y cinco habilitaciones) fueron los más destacados. Serge Ibaka, que regresó a las canchas en el penúltimo partido de la temporada regular tras dos meses lesionado, sumó 8 tantos (2 de 5 en tiros), 4 rebotes, 2 asistencias, un robo y 2 tapones en 13 minutos saliendo desde el banquillo.

Esta serie entre los Clippers y los Mavericks llega con muchas cuentas pendientes del pasado, ya que en la “burbuja” de Orlando (EE.UU.) los angelinos se impusieron 4-2 en la primera aparición de Doncic en las eliminatorias de la NBA.

Flojo arranque local

Los Clippers arrancaron con el motor muy poco engrasado y los Mavericks lo aprovecharon, con Porzingis golpeando desde el exterior y Doncic haciendo valer su superioridad física ante Beverley. A los de Tyronn Lue les costó mucho entrar en el partido y, para cuando quisieron engancharse, un triple de Hardaway Jr. ya les situaba bastante lejos en el marcador (6-17 a falta de 6.38).

Leonard, que hasta entonces no había logrado anotar, lideró la meritoria reacción de los locales para equilibrar el encuentro en el primer cuarto (30-33). Ibaka entró con cuatro minutos por jugarse y sumó 4 puntos en el primer parcial.

Además del pívot hispano-congoleño, que colocó un gran tapón a Porzingis, otro veterano curtido en mil batallas como Nicolás Batum contribuyó con unos buenos minutos a dar solidez a unos deslavazados Clippers.

Tanto Ibaka como Batum, dos fichajes llegados a Los Ángeles este año, están llamados a dar un paso al frente en los momentos calientes de las eliminatorias. Lo mismo sucede con Rondo, quien con dos triples seguidos puso a los suyos por primera vez por delante (43-40 en el ecuador del segundo cuarto).

Doncic regresó a la cancha para poner orden y dos triples del esloveno, unidos a un tiro de tres de Hardaway Jr., llevaron a los de Dallas al descanso con ventaja frente a unos Clippers inconsistentes (55-60). La primera mitad dejó un afilado enfrentamiento entre Leonard (17 puntos) y Doncic (21) que continuó en la reanudación.

La tercera falta de Doncic lo mandó al banquillo, unos minutos preciados que Leonard usó de maravilla con un robo y un descomunal mate sobre Kleber (73-75), a falta de cuatro minutos, que puso de pie a los más de seis mil fans que acudieron con mascarilla y distanciamiento al Staples Center.

Sin embargo, los Clippers no acababan de agarrar el timón del partido y una valiente penetración de Richardson llevó a los de Dallas al último cuarto, con una corta pero valiosa diferencia (80-86). Con un margen tan estrecho y en un encuentro que nadie lograba dominar, la defensa enseñó el camino del triunfo a los Clippers.

Los angelinos secaron a los Mavericks en el inicio del cuarto definitivo y George se encargó de ametrallar a los visitantes desde el triple. El partido parecía condenado a un final de infarto y constantes alternativas con una atmósfera de gritos, ánimos y tensión entre los fans que recordó a los tiempos anteriores a la pandemia.

De un lado, Brunson perforaba la pintura de los Clippers con dos canastas más tiro adicional seguidas. Y enfrente, Rondo le echaba un capote a George en su misión para una remontada tardía (98-95 a falta de seis minutos).

Al final, dos triples de Hardaway Jr. y Finney-Smith, escuderos de lujo de Doncic en todo momento, abrieron una reducida brecha (100-105 a falta de 1.41) que los Clippers, hundidos por cometer demasiados errores en el tramo decisivo, ya no consiguieron recortar. El segundo partido de la serie entre Clippers y Mavericks se jugará el martes también en Los Ángeles.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.