(Foto Referencial)

La teniente Loreenys Nazareth Noriega Itanare, de 23 años, y el sargento segundo Tomás Alfonso Marcano Rodríguez, de 22, adscritos al Comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en Araya, fueron privados de libertad tras solicitud del Ministerio Público, por estar presuntamente incursos en corrupción.

Por este caso, también resultaron privados de libertad Luis Eduardo Castillo Bello, de 28 años; Vicent Vangolis Castillo Bello, de 26; Luis Beltrán Castillo, de 59, y José Alexander Rivas Rivas, 24.

Estas personas estarían vinculadas al despacho ilícito de cargamentos de sal, los cuales se efectuaron con guías falsas de una cooperativa inactiva de Araya y una empresa privada de Cumaná.

Los fletes irregulares fueron detectados el 22 de mayo de 2019, después de las denuncias interpuestas por las partes afectadas ante el Ministerio Público de la entidad.

Ese día, efectivos de la GNB asignados al Punto de Control del terminal del ferry de Cumaná interceptaron al chofer del camión que transportaba un supuesto flete de la cooperativa, en el momento en que se disponía a regresar hacia Araya.

El conductor alegó que había sido contratado para efectuar ese envío perteneciente a la teniente y que la guía de la cooperativa se la había entregado el sargento.

De acuerdo con la investigación preliminar adelantada por el Ministerio Público, militares del referido comando manifestaron que toda carga que sale desde la capital sucrense es revisada, autorizada, firmada y sellada por la teniente.

Ante este contexto, funcionarios adscritos a la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) detuvieron a Noriega y a Marcano el pasado 24 de mayo en la estación del ferry y en el comando de la GNB en Araya, respectivamente, tras materializarse la orden de aprehensión emanada por el Tribunal 5° de Control.

En la audiencia de presentación, la Fiscalía 5ª de la jurisdicción imputó a los militares por los delitos de corrupción propia, falsificación de documento y agavillamiento.

La mencionada instancia judicial decretó las privativas de libertad y ordenó que permanezcan en el Comando de Zona N° 53 de la GNB de Cumaná, en función de los elementos de convicción expuestos por la representación fiscal.

Por su parte, ese 22 de mayo agentes de la Policía del estado Sucre lograron ubicar 10 toneladas de sal en una vivienda del sector Guarapiche de Cumaná. En ese lugar, se encontraba Rivas Rivas, quien manifestó a las autoridades que no contaba con los permisos de la mercancía.

Igualmente, Polisucre halló en la urbanización Brasil de la capital sucrense otras 10 toneladas de sal, en posesión de Castillo, Vangolis y Beltrán. Los hombres entregaron a los funcionarios como aval de la carga un número inexistente de guía sellada por la referida empresa, según constataron a través del sistema de la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro) del estado.

Leer más: http://versionfinal.com.ve




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.