(Foto Referencial)

Dos meses separados tenían Leidys Giovanny Gil Muñoz (44) y su ex pareja Maribel del Carmen Cornieles Carrillo (37), víctimas del homicidio-suicidio ocurrido a las 6:00 a.m. del lunes en el interior de la farmacia San Roque, ubicada en la urbanización Longaray, de El Valle.

Ayer, los familiares de ambos comerciantes se encontraban en la morgue, sentados en la misma fila de sillas, sin comunicarse, porque no se conocían.

Benedicta Carrillo, hermana mayor de Maribel, nunca vio a Giovanny, dijo que la relación con su hermana fue muy breve, e ignoraba su apellido.

Maribel era la cuarta de siete hermanos, vivía en el barrio 19 de Abril, Cerro Grande, El Valle y dejó dos hijos, de 13 y 9 años, que viven desde hace tiempo con la familia del padre.

La mujer trabajó de servicio doméstico y últimamente vendía verduras, que guardaba en la farmacia donde su cuñado Bernardo Sayago (45), es el encargado.

El lunes ingresó Giovanny al negocio, dispuesto a matar a Maribel y suicidarse, Sayago intentó evitarlo y recibió dos disparos. El trabajador fue operado, está recluido en un centro asistencial y se encuentra estable.

La relación entre Maribel y Giovanny fue de menos de un año, pero ella vivió tres meses con el en su apartamento ubicado en el este de Caracas.

Ambos eran de Mitón, estado Trujillo, a donde llevarán los restos de Giovanny, y a ella la sepultarán en el Cementerio General del Sur.

Giovanny Gil tenía más de 20 años en Caracas, durante los años que trabajó con su hermana Hilda Gil Muñoz en una empresa de equipos médicos mostró una conducta intachable. “Era muy pacífico, se relacionaba muy bien con los clientes. Estoy sorprendida”.

Hace 3 años murió su esposa, el quedó cuidando a sus hijos, que tienen hoy 4 y 13 años, pero para dedicarles más tiempo se retiró del trabajo fijo y compró un carro para taxear.

Desde diciembre cambió su actitud, llevó al pequeño de 4 años para que lo cuidara la abuela en Mitón, vendió el carro, se aisló de la familia, y aunque los amigos lo veían extraño, no le dieron importancia. Se había rapado la cabeza, estaba descuidado. El domingo le preparó una comida especial a su hijo mayor, con quien vivía solo. Lo abrazó fuerte, le dio recomendaciones, y a las 4:00 a.m. del lunes salió rumbo a El Valle, a ejecutar su plan. Mató a Maribel de un tiro en la cabeza y se disparó.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.