Un niño de ocho años murió luego de ser alcanzado por un proyectil disparado accidentalmente supuestamente por un primo que es funcionario de la Policía Municipal de Bejuma.

Por el caso fueron detenidos el funcionario y otro hombre, familiar del niño, quien también habría manipulado el arma de fuego.

El menor quedó identificado como Julio Alejandro Ochoa Colmenares, residenciado en el sector Mirandita del municipio Miranda, al occidente de Carabobo.
De acuerdo con la información policial, el hecho ocurrió la tarde del jueves en una residencia del sector Monte Oscuro de Miranda, donde varias personas, entre ellos el oficial y el civil, primos del niño estaban preparando una comida, mientras ingerían bebidas alcohólicas.
Al parecer el civil comenzó a manipular la pistola de reglamento del oficial y este intentó quitársela, pero en el forcejeo se escapó un tiro que le dio al niño en el cuello.

Funcionarios de la Policía Municipal y de Carabobo procedieron a detener a los responsables del caso y posteriormente entregados al Cicpc para que inicie las investigaciones.
Otro caso
Yorman Rubín, de 19 años, falleció en la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera, a consecuencia de heridas por disparo de arma de fuego.
El joven habría resultado herido en un sector de la Candelaria.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.