Dos soldados afganos muertos
El ataque se saldó con la muerte de dos miembros de las fuerzas de seguridad, mientras que otros cuatro resultaron heridos. Foto: Cortesía/Archivo

Al menos dos miembros de las fuerzas de seguridad del Gobierno talibán de Afganistán y varios insurgentes murieron este miércoles durante un intercambio de disparos en un barrio residencial de Kabul principalmente habitado por la minoría musulmana chií.

Durante la operación, que duró más de cuatro horas y llevó a las fuerzas de seguridad afganas hasta el escondite de los insurgentes, “varias personas del enemigo murieron y una resultó arrestada”, dijo a EFE el portavoz de la Policía de la capital, Khalid Zadran.

Sin embargo, el ataque se saldó con la muerte de dos miembros de las fuerzas de seguridad, mientras que otros cuatro resultaron heridos, agregó Zadran.

Según el portavoz, los insurgentes “amenazaban a objetivos civiles en varias zonas del país, incluida Kabul”.

Dos soldados afganos muertos

El operativo se desarrolló en el barrio residencial de Karete Sakhi, una zona residencial predominantemente chií en el oeste de la capital, que ha sufrido ataques del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el pasado.

Con motivo del inicio del mes islámico de Muharram, esta minoría musulmana realiza múltiples eventos religiosos en varias provincias de Afganistán, entre ellas Kabul, que están en el punto de mira del EI.

El grupo yihadista tiene entre sus principales objetivos a los chiíes, a los que considera apóstatas, y ha protagonizado numerosos atentados contra ellos.

El pasado 21 de abril, el EI reivindicó un atentado con explosivos en una mezquita chií en el que murieron doce personas y otras 34 resultaron heridas en pleno mes sagrado musulmán de ramadán.

Esa misma semana, otras seis personas fallecieron y quince resultaron heridas después de un ataque con explosivos en varios centros educativos de la minoría chií hazara en el oeste de Kabul.

Desde la llegada de los talibanes al poder, los fundamentalistas han lanzado varias operaciones contra el Estado Islámico en varios puntos del país, deseosos de demostrar que su regreso había supuesto también el fin de la violencia en el país, pero sin éxito.

La garantía de la seguridad y el control del yihadismo fue una de las grandes reivindicaciones de los talibanes en los territorios bajo su control durante la guerra con el gobierno depuesto y las fuerzas internacionales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.