Foto: AFP

El presidente del Olympiakos, Evangelos Marinakis, furioso por las últimas actuaciones del equipo, infligió una sanción de 400.000 euros a la plantilla, antes de enviar a sus jugadores de vacaciones hasta final de temporada, informan los medios griegos.

Marinakis, propietario asimismo del Nottingham Forest inglés, reaccionó así al empate a uno cosechado por su equipo el fin de semana ante el Levadiakos, partido tras el que los actuales campeones de la Superliga griega descendieron al tercer puesto.

“Voy a volver a construir el Olympiakos desde la base y se convertirá en el equipo que todos soñamos. El resto de aficionados y yo ya os hemos soportado bastante. Hoy os vais de vacaciones”, habría clamado el lunes ante los jugadores el dirigente, según palabras difundidas por la prensa griega.

Además, habría confirmado que muy pocos de los jugadores del equipo actual disputarán los tres últimos partidos de la temporada, y que jóvenes del segundo equipo ocuparían su puesto.

“Los equipos no profesionales viven con lo estrictamente necesario, ellos y los aficionados quieren al Olympiakos bastante más que vosotros”, prosiguió, prometiendo reinvertir el dinero de la multa en las categorías inferiores.

“Yo pago 10 millones (de euros) para que tengáis todo, por vosotros despedí a todos los entrenadores, pero a fin de cuentas parece que la culpa era vuestra”, habría criticado Marinakis.

El Olympiakos se encuentra ahora lejos del AEK Atenas y del PAOK de Salónica, y sus opciones de revalidar el título son casi nulas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.