COMPARTE

Organizaciones de ecologistas y vecinos de Río Negro celebraron hoy la decisión anunciada por el Gobierno de esa provincia de la Patagonia argentina, de rechazar un proyecto para la construcción de una central nuclear con capitales chinos.

La Red Nacional de Acción Ecologista (Renace) de Argentina dijo hoy en un comunicado que “felicita la decisión del pueblo patagónico de rechazar la instalación de centrales nucleares” y celebra “el anuncio del gobernador de la provincia de Río Negro de elevar a su Legislatura este rechazo formal para convertirlo en ley”.

El pasado viernes, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, envió una carta al Gobierno del presidente Mauricio Macri para notificarle que no aceptará la instalación de una central nuclear en la sureña provincia.

La idea preocupaba a miles de habitantes de la Patagonia desde mayo pasado, cuando Macri, en viaje oficial a China, acordó la construcción de dos nuevas centrales nucleares en Argentina, una de ellas en Río Negro.

El proyecto, que despertó fuerte resistencia en varias localidades de Río Negro, suponía el inicio de las obras hacia los primeros meses de 2020 a cargo de la empresa estatal china CNNC, con una inversión calculada en 8.000 millones de dólares.

Weretilneck había defendido inicialmente la iniciativa pero, tras un mes y medio de reclamos y movilizaciones por parte de vecinos y colectivos de ecologistas, el gobernador “desechó oficialmente la instalación en el territorio provincial” de la central “en un claro ejemplo de democrático respeto a lo expresado por la sociedad”, según informó el Ejecutivo provincial.

La decisión de Weretilneck también fue celebrada hoy por las asambleas autoconvocadas de vecinos de cinco localidades de Río Negro que luchaban en contra del proyecto.

“Celebramos la decisión del gobernador de la provincia de Río Negro, Alberto Weretilneck, de renunciar a la instalación de una planta nuclear en el territorio de la provincia. Esperamos que la decisión del gobernador se traduzca concretamente en ley”, dijeron hoy las asambleas en un comunicado.

En la misiva enviada al subsecretario de Energía Nuclear de Argentina, Julián Gadano, el gobernador alega que su “posición indeclinable” de no autorizar la construcción de una central nuclear se fundamenta en la “mayoritaria negativa de la sociedad rionegrina” a ese proyecto.

“Siempre dije que la central nuclear se iba a instalar siempre y cuando hubiera aceptación social. Evidentemente no la ha habido, y como me he caracterizado siempre de ser un gobernador democrático, que escucha a las grandes mayorías como también a las minorías y respeta las opiniones del pueblo y de la gente, he tomado esta decisión”, dijo el gobernador.

En la misiva al Ejecutivo nacional, el gobernador recordó que su acompañamiento inicial se sustentaba en el “positivo impacto económico” que iba a tener el proyecto al generar “miles de puestos de trabajo”.

“Agradezco la sana intención del Gobierno nacional de apostar al desarrollo rionegrino, que se hubiese transformado en la inversión pública más importante en la historia de la provincia”, sostuvo. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.