El canciller de Ecuador, José Valencia.

El canciller de Ecuador, José Valencia, expresó este martes que su Gobierno está abierto a una posible mediación de la ONU con los sectores sociales que están protagonizando movilizaciones contra las medidas económicas.

En una declaración ante los medios en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en Quito, Valencia confirmó que el representante el sistema de Naciones Unidas en el país, Arnaud Peral, así como obispos de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y rectores de universidades del país se han ofrecido para mediar en el conflicto abierto con sectores indígenas y sociales.

“El representante de la Organización de Naciones Unidas comunicó la disposición de la ONU para propiciar un diálogo que permita encontrar acuerdos entre los sectores sociales y el Estado ecuatoriano”, manifestó Valencia.

Y reiteró la posición del Ejecutivo de Lenín Moreno de “sentarse a conversar con quien deba conversar, por supuesto, en el marco de la ley” antes de pedir que cesen “las acciones violentas en contra de la fuerza pública, de las personas, de la propiedad pública y privada”.

La Unión Europea (UE) pidió este martes “moderación” en las “legítimas” protestas que han sumido a Ecuador en una crisis sin precedentes y aplaudió “la oferta de mediación de la Iglesia y las Naciones Unidas” para resolver el conflicto social.

Así se lo trasladó en una conversación telefónica la alta representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, al titular de Exteriores de Ecuador, según anunció la Comisión Europea.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, consideró este martes “fundamental” que se le permita al presidente de Ecuador acabar su mandato y reiteró su rechazo a “cualquier forma de interrupción de su Gobierno”.

Valencia reiteró que “el Gobierno ecuatoriano siempre ha estado preparado y dispuesto a buscar consensos, pero no va a ceder ante aquellos que alterar con violencia el orden y la estabilidad democrática de nuestro país”.

Al igual que hiciera el lunes por la noche el presidente Moreno, hoy Valencia también cargó contra “personas manifestantes asociadas al anterior gobierno de Rafael Correa” a las que acusó de haber saboteado tres áreas de producción petrolera.

Reveló que tres sospechosos en los hechos fueron detenidos por las autoridades, pero que 53.000 barriles de petróleo se perdieron, aunque no hubo daño a la infraestructura.

“Son acciones muy peligrosas, porque literalmente están jugando con fuego”, apostilló el canciller.

Asimismo añadió que el Ejecutivo nacional “tenía información y conocimiento” de que se iba a producir una escalada de violencia, coordinada y premeditada, y aseguró que “declarar el estado de excepción ha ayudado a contrarrestar estos eventos en una buena medida”. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.