Canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa. (Foto referencial)

La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, consideró este lunes que Venezuela debe participar en la Cumbre de las Américas, que se celebrará en abril en Perú, porque forma parte de la región y las sanciones y los arrinconamientos no suelen ser tan eficientes como el diálogo, dijo en una entrevista con Efe.

“Creo que la mejor forma de procesar los disensos es poder sentarse en la mesa. Venezuela, a pesar de haber denunciado la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA) en abril de 2017, todavía será miembro hasta 2019 y por tanto es miembro del Sistema Interamericano”, señaló la canciller en los márgenes de la XXXVII sesión del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU.

“Creo que debe participar en una cumbre en la que podamos discutir los problemas complicados de nuestra región, entre éstos el de Venezuela, pero con la presencia de Venezuela“, sostuvo.

El Gobierno de Perú retiró oficialmente la semana pasada la invitación que había cursado al presidente venezolano, Nicolás Maduro, para que asista a la VIII Cumbre de la Américas, una decisión que respaldaron doce países, de los 17 que componen el Grupo de Lima, y EEUU.

Ecuador, que no pertenece al Grupo de Lima, considera que no hay mejor forma de abordar una situación compleja que con el actor indicado sentado en la mesa, según su canciller.

Quito, dijo, “acompaña y apoya” el diálogo en Santo Domingo entre el Gobierno y la oposición de Venezuela, aunque está en receso indefinido desde el 6 de febrero después de que las dos partes no lograran consensuar la fecha y las reglas de juego de las elecciones presidenciales, que se celebrarán el 22 de abril.

“Nosotros confiamos en que ese diálogo se pueda retomar y creemos que toda solución de un problema serio pasa por llegar a acuerdos. Sin epítetos, sin primeras planas de periódico”, recalcó Espinosa.

Normalmente las sanciones, los arrinconamientos no suelen ser tan eficientes como el diálogo, señaló la canciller.

Sobre la resolución adoptada la semana pasada por la OEA que emplaza a Caracas a cancelar las elecciones y que propone otros comicios justos, libres y con observación internacional, Espinosa recalcó que la prescripción simplemente no funciona.

Ecuador, que se abstuvo por una cuestión de procedimiento y porque el espacio de la OEA no ha rendido los frutos hasta el momento que se quieren para resolver el tema venezolano, según la canciller, cree que el dar la instrucción de cómo se quiere que se comporte un país normalmente no tiene los efectos que se desea.

“Creo que es bueno que se sostenga y mantenga el diálogo con Venezuela para ver qué es lo que más conviene al pueblo venezolano, que es el que finalmente tiene que tomar la decisión sobre el modelo de democracia que quiere tener”, enfatizó.

Al igual que apuesta por el diálogo en Venezuela, Ecuador hace lo propio para tratar de reanudar la quinta ronda de la mesa de negociación entre el Gobierno colombiano y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Quito, que está paralizada desde el 10 de enero, tras una escalada de ataques perpetrados por esa guerrilla.

“Estamos confiados y somos muy optimistas de que muy pronto podamos reanudarla”, señaló la canciller, que se mostró convencida de que existe voluntad y compromiso por parte del Gobierno del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y de la cúpula del ELN para avanzar en las negociaciones de paz.

Espinosa considera que la apuesta por el diálogo de Ecuador le beneficia como candidata a la Presidencia de la Asamblea General de la ONU para el periodo 2018-2019.

“Ecuador ha tenido una posición de puente, de interlocutor, de tratar de acercar posiciones en la región, de fortalecer nuestros mecanismos de integración regional”, señaló la canciller, que tiene una larga historia de compromiso con el multilateralismo, desde las diferentes carteras ministeriales y diplomáticas que ha ocupado.

Espinosa opina que se requiere una Asamblea fuerte, con sentido común, capaz de acercar posiciones, de fomentar el diálogo, de establecer acuerdos mínimos en la agenda internacional, en la que destacan temas como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y la financiación ligada a ella; el desarme, la paz y la seguridad; los derechos humanos, la prevención de conflictos y la migración.

Ecuador apoya y acompaña además las propuestas de reforma del secretario general de la ONU, António Guterres, pues cree que es un momento propicio para repensar el funcionamiento del sistema y mejorarlo, de adaptarlo mucho más a las necesidades de los estados y al escenario internacional actual.

Espinosa se mostró convencida de que el multilateralismo se fortalece con la participación de todos, en referencia a las críticas de EEUU hacia la ONU.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.