Rafael Correa (Foto cortesía)

Ecuador está pendiente de una decisión de Interpol sobre la solicitud de emisión de luz roja para la búsqueda y captura del expresidente Rafael Correa, pronunciamiento que según los plazos establecidos debía producirse este lunes.

El organismo policial internacional tenía hasta hoy para responder a la Justicia de Ecuador sobre si difunde o no esa alerta contra el expresidente ecuatoriano, llamado a juicio este mes por presunto secuestro.

El coronel Pablo Ramírez, un responsable de la Policía Judicial de Ecuador, confirmó a Efe que esa Dirección policial ha recibido oficialmente la indicación de que “Interpol dará cualquier comunicación sobre el tema al Ministerio del Interior en el transcurso del día”.

El pasado 7 de noviembre la jueza nacional ecuatoriana Daniella Camacho dictó un auto de llamamiento a juicio a Correa y otros tres procesados más por el delito de plagio (secuestro) del opositor político Fernando Balda en la capital colombiana en agosto de 2012.

El exmandatario, que gobernó el país entre 2007 y 2017, reside en Bélgica desde julio del año pasado y está prófugo de la justicia desde que se le impuso regresar a Quito cada dos semanas como medida preventiva.

Correa, que considera que en su país no será sometido a un juicio justo, desoyó la medida cautelar y pidió personarse en el Consulado de su país en Bruselas, lo que la jueza consideró una violación de la medida cautelar.

Al dictaminar el llamamiento a juicio hace más de una semana, la magistrada reiteró su solicitud a Interpol para la captura del expresidente con fines de extradición, pedido del que la organización internacional no se ha pronunciado oficialmente.

El juicio contra Correa y el exjefe de la Inteligencia ecuatoriana Pablo Romero, también imputado en el caso y en España, se encuentra suspendido hasta que ambos regresen al país.

En una reciente entrevista con Efe tras conocer el auto de llamamiento a comparecer ante la justicia, Correa aseguró que estudia pedir asilo en Bélgica, decisión que dependerá de la respuesta de organismos internacionales como Interpol.

“Lo sigo estudiando, utilizaré todos los derechos que tengo para defenderme y a mi familia”, manifestó el exdirigente.

Por otra parte, Balda, que ejerció la acusación particular en el caso que mantiene en jaque judicial al político izquierdista, informó hoy de su decisión de retrasar la interposición de una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra Correa por peculado (malversación de fondos públicos).

Esa nueva denuncia, según Balda, se basaría en los elementos de convicción presentados en la etapa previa a juicio y reconocidos por la jueza, que apuntan a que se emplearon caudales públicos para su secuestro.

Balda argumentó que la decisión de aplazar la demanda se debe a que se encontraron “elementos que prueban la participación de otros funcionarios de Estado”, lo que le obliga “a tomarse más tiempo”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.