Foto: Cortesía
COMPARTE

La inestabilidad económica que atenta contra todos los servicios del país es la principal amenaza a la que deben enfrentarse José Manuel Bolívar, Carlos Ortiz Guinand y Alejandro Conejero, para preservar la excelencia educativa que caracteriza a los tres reconocidos colegios carabobeños que cada uno dirige respectivamente. El sistema de educación privada en Venezuela no escapa a los embates de la crisis.

Esta situación no es una excepción, es una constante. Estamos amenazados como lo están todos los sectores económicos del país, consideró Bolívar, director ejecutivo del Instituto Educacional Juan XXIII. El prevé una contracción del sistema educativo privado, ya que muchas familias se podrían ver en la obligación de cambiar a sus hijos al sistema público porque, por ejemplo, deben invertir ese presupuesto en comida.

El problema también afecta a los educadores venezolanos. Ellos, como gran parte de la clase media, están empobrecidos. “Nos rehusamos a tener un equipo docente profesional proletarizado. Esta es una de las mayores aberraciones que hay en Venezuela en este momento”. A su juicio, es inconcebible que una profesión tan importante como la docencia se encuentre básicamente en la pobreza.

Los colegios están trabajando con el saldo en rojo, sin ganancias, y funcionando para sobrevivir con la esperanza de que la situación económica se subsane y el modelo económico sea cambiado.

RESOLUCIÓN 114

La educación privada es particularmente sensible a los cambios salariales, ya que entre  70 % y 80 % de los egresos de un colegio se van en nómina, a diferencia de la industria, donde la nómina es más bien algo marginal  y el gasto mayor lo representa la materia prima, maquinaria y otros elementos. En el periodo escolar 2016-2017 fueron al menos cuatro los ajustes que se vieron obligados a realizar en las mensualidades.

Para el director del Colegio Los Robles, Carlos Ortiz Guinand, la educación privada se enfrenta a una situación coyuntural peor luego del último decreto de aumento salarial hecho por el presidente Nicolás Maduro el domingo pasado. “Estamos en un proceso bien angustioso porque eso representa 11 millones más que no habían sido incluidos en la planificación que hicimos en julio. Debemos replantear el costo de la matricula”.

Ortiz Guinand detalló que en el caso de su institución, los padres y representantes han sido receptivos ante los incrementos de la matricula pese a que el proceso para su aprobación, decretado por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) a través de la resolución 114, es engorroso y no se ajusta a la realidad económica actual.

La regulación de la Sundde establece que primero se debe realizar una estructura de costos, con un formato proporcionado por el Ministerio de Educación. Ese análisis debe arrojar una cifra reflejada en un presupuesto, el cual será presentado en una primera asamblea de padres y representantes, de donde surge una comisión que tiene 10 días hábiles para estudiarlo.

Finalizado el tiempo, la comisión conformada por cinco padres expondrá sus recomendaciones a la institución educativa y luego se realizará el llamado a una segunda convocatoria en la que se debe aprobar un monto para la matrícula. Aunque el precio acordado debería mantenerse vigente por todo un año escolar, en un escenario hiperinflacionario es imposible, sentenció el director de Los Robles.

A su parecer, la situación de los colegios privados va a empeorar en la medida en la que la inflación se incremente. “No se pueden hacer asambleas todos los meses. Tendrá que surgir algún tipo de mecanismo expedito para aprobar los aumentos de matrículas, ya que ningún colegio va a mantener una estructura de costos por más de tres meses”.

TRANSFORMACIÓN CURRICULAR

La situación país no solo afecta a los colegios en el ámbito administrativo, sino también en el académico, sostuvo Alejandro Conejero, quien está al frente del Colegio Sagrado Corazón y además es el presidente de la  Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep).

La transformación curricular para bachillerato, recientemente decretada en Gaceta Oficial por el Ejecutivo, a través del Ministerio de Educación, se suma a la lista de dificultades para las instituciones educativas en el período escolar 2017-2018.

Conejero afirmó que en Carabobo ninguna institución adscrita a la Andiep ha recibido alguna información referente al nuevo sistema curricular, a pesar de que secundaria reinicia las clases el próximo 1° de octubre. “Nos llama la atención que las horas en materias claves como Física, Biología y Química hayan disminuido, mientras que para deporte y educación física se incrementaron”.

En los cambios de la matriz curricular es imperativa la formación del docente, pero  no a través de cursos ni talleres, porque eso no da la formalidad requerida. Esto se debe hacer a través de la formación universitaria, cuyos pensum de estudio deberían ser adaptados a la nueva estructura, criticó.

FUGA DE TALENTO

Los tres directores concordaron en que la crisis económica y social que hay en el país originó una fuga de talentos. En el pasado período escolar, Andiep observó con preocupación una migración masiva de estudiantes y docentes hacia países como  Colombia, Ecuador, España, Estados Unidos, Chile, Perú, Argentina, Portugal e Italia.

Una de las cosas que sufrimos en Juan XXIII no es solo que nuestra matrícula estudiantil ha mermado.  Muchos de nuestros profesores y coordinadores también se han ido buscando nuevas fronteras y oportunidades, sostuvo José Manuel Bolívar.

En el caso del Colegio Sagrado Corazón, más de 100 familias retiraron a sus representados en el trascurso del año escolar 2016-2017. De esos casos 98% se fue del país. En Los Robles la historia no es distinta: 87 alumnos emigraron y de cuatro docentes que renunciaron, tres se fueron al exterior.

La libre elección de una educación privada de calidad se hace cada vez más cuesta arriba en Venezuela. Los representantes buscan todas las maneras para mantener la estabilidad emocional de sus hijos, mientras que las instituciones educativas a diario hacen todo lo necesario para continuar predicando los valores educativos que por décadas han formado al futuro del país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.