Carrie Filipetti, subsecretaria adjunta en la oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado

Estados Unidos señaló el jueves a la Unión Europea que negociar con el gobierno de Nicolás Maduro “no es la solución” para Venezuela, insistiendo en que no se puede dialogar con “asesinos”, “tiranos” y “terroristas”.

Carrie Filipetti, subsecretaria adjunta en la oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, dijo que la comunidad internacional no debería enfocarse en discutir el aplazamiento o no de las elecciones legislativas en Venezuela, convocadas para el 6 de diciembre por el Consejo Nacional Electoral (CNE) de línea oficialista.

“Maduro necesita dejar el poder para que tengamos alguna posibilidad de elecciones libres y justas”, dijo, durante una videoconferencia organizada por el grupo de expertos Atlantic Council con ocasión de la 75° Asamblea General de Naciones Unidas.

“Negociar con el régimen de Maduro no es la solución”, añadió.

La alta funcionaria se dirigió en particular al jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

“Esperamos que ese mensaje sea realmente claro para nuestros socios internacionales, y específicamente para el alto representante Borrell, para que comprenda que no se trata de personas que van a celebrar elecciones libres y justas. Son asesinos. Son tiranos. Son terroristas. No deberíamos estar negociando con ellos”, dijo Filipetti.

Borrell declaró el lunes que, aunque “en este momento no se cumplen las condiciones” para la realización de elecciones en Venezuela, “todavía existe una ventana de oportunidad”. Pero, según él, para que la UE participe como observadora, como solicitó Maduro, se debería postergar los comicios unos seis meses.

“Continuaremos acercándonos al gobierno de Maduro y a ambas partes de los grupos de oposición para ver cómo podemos ser útiles para una transición pacífica y democrática en Venezuela”, dijo Borrell a periodistas.

Venezuela está sumida en una profunda crisis política, agudizada desde que Maduro asumió un segundo mandato en enero de 2019 tras cuestionadas elecciones.

Filipetti dijo que el reciente informe de la ONU sobre presuntos crímenes de lesa humanidad en Venezuela prueba que Maduro debe dejar el poder para permitir una transición democrática.

La funcionaria estadounidense instó también a la UE a usar los hallazgos de esa misión internacional de investigación, iniciada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU hace un año, para imponer más sanciones a personas del entorno de Maduro.

“Hay mucha más presión que podemos aplicar sobre ellos”, aseguró.

Washington, que presentó cargos en la justicia contra Maduro por “narcoterrorismo” y ofrece una recompensa de hasta 15 millones de dólares por su captura, ha impuesto una amplia gama de sanciones contra Caracas.

Pero aun así Maduro sigue en el cargo con apoyo de las fuerzas de seguridad y de sus aliados Cuba, Rusia, China y en los últimos tiempos, Irán.

Estados Unidos responsabiliza también a Maduro de la debacle económica en Venezuela, agudizada desde la llegada al poder del mandatario en 2013 y que, según la ONU, provocó que más de cinco millones de personas abandonaran el país en los últimos años.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.