(Foto EFE)
COMPARTE

El Departamento de Estado de EE. UU. informó este sábado que ha restaurado miles de visados cancelados a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana debido al veto migratorio impuesto por el presidente Donald Trump, ahora que éste ha quedado bloqueado por orden de un juez federal.

El Departamento de Estado aseguró este viernes que había revocado provisionalmente casi 60.000 visas de extranjeros provenientes de los siete países afectados por la entrada en vigor del veto migratorio.

No está claro a cuántos de ellos se les canceló físicamente el visado y no podrán, por tanto, recuperarlo para viajar a Estados Unidos, pero al resto sí se les permitirá embarcar en las aerolíneas que han comenzado a llevar pasajeros de Irak, Yemen, Irán, Somalia, Sudán, Siria y Libia.

Sin embargo, el Departamento de Justicia planea presentar lo antes posible una petición de urgencia para que se suspenda la orden del juez federal que paralizó el veto migratorio de Trump, según aseguró una portavoz del Gobierno estadounidense, Gillian Christensen.

La orden ejecutiva del presidente es legal y apropiada. Está pensada para proteger al país y al pueblo estadounidense, y el presidente no tiene mayor deber y responsabilidad que hacer eso, indicó Christensen, que es portavoz en funciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

Ese Departamento, encargado del control de inmigración y aduanas, también ha suspendido todas las acciones destinadas a implementar las secciones del decreto de Trump afectadas por la decisión emitida este viernes por el juez federal James Robart.

Como consecuencia, se han suspendido las reglas que clasificaban a los pasajero de ciertos países como prohibidos por la orden ejecutiva, y DHS volverá a inspeccionar a los viajeros de acuerdo con la política y los procedimientos estándar que estaban en vigor antes del decreto, apuntó Christensen.

La Casa Blanca ya había anunciado que sus abogados presentarán lo antes posible una apelación al fallo con el objetivo de restituir el veto que, a su juicio, es legal y “apropiado”.

La decisión del juez Robart, con tribunal en Seattle (estado de Washington), bloqueó con efecto inmediato sobre todo el país la polémica orden emitida el 27 de enero, que vetaba la entrada a Estados Unidos a los inmigrantes procedentes de Irak, Yemen, Irán, Somalia, Sudán, Siria y Libia, además de a los refugiados sirios.

Esa suspensión es temporal y rige hasta que Robart tome una decisión definitiva sobre la legalidad de la orden presidencial o hasta que una instancia judicial superior a la que acuda el Gobierno, como el Tribunal de Apelaciones del Circuito Noveno o el Tribunal Supremo como último recurso, decida levantarla.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, tachó este sábado de “ridícula” la decisión del juez estadounidense, y aseguró que ese veredicto acabará anulado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.