Alejandro Toledo expresidente de Perú (Foto AFP)
COMPARTE

La Justicia estadounidense requirió a Perú mayor documentación para proceder con la detención del expresidente Alejandro Toledo, acusado de recibir supuestamente 20 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, afirmó este domingo el ministro del Interior, Carlos Basombrío.

Basombrío indicó a la emisora Radio Programas del Perú (RPP) que las observaciones señaladas por Estados Unidos estarán resueltas este lunes, pero mientras tanto Toledo se puede escapar a cualquier lugar.

El ministro aseguró que el Gobierno peruano maneja informaciones de muy buena fuente que señalan que Toledo está tratando de huir a Israel, y de repente ya lo hizo.

El titular de la cartera de Interior aseveró que el expresidente tenía comprados pasajes para el vuelo 954 de la aerolínea estadounidense United Airlines, que partió anoche desde San Francisco rumbo a Tel Aviv, donde está previsto que aterrice este domingo alrededor de las 14.00 horas.

“Ojalá se haya asustado y no haya subido”, dijo Basombrío, pero acto seguido reconoció que lo más probable es que se encuentre a bordo de ese vuelo.

El ministro agregó que el Ejecutivo ya alertó desde el viernes a las autoridades israelíes sobre la posible llegada de Toledo, al tiempo que la embajada de Perú en Israel está actuando para que no le permitan entrar al país.

Comentó además que la alerta roja emitida por la Interpol para 190 países es solo eso, una alerta, y luego cada país es soberano de capturarlo o no.

Si Toledo ingresa a Israel, los trámites para lograr su retorno a Perú serán más complicados porque no existe un tratado bilateral de extradiciones entre ambos países.

Toledo mantiene lazos amistosos con Israel, puesto que su esposa Eliane Karp es una judía de origen belga y su amigo íntimo Josef Maiman es un empresario peruano-israelí, acusado de ser su testaferro en el entramado de empresas “offshore” donde Odebrecht depositó supuestamente los sobornos.

Personas en Israel del entorno del expresidente peruano dijeron este sábado a Efe desde el anonimato que “no habían tenido contacto con él”.

A Toledo la Fiscalía le imputa los presuntos delitos de tráfico de influencias y lavado de activos por haber cobrado los sobornos a cambio de favorecer a Odebrecht en la licitación de la Carretera Interoceánica del Sur, que atraviesa el territorio peruano desde la costa del océano Pacífico hasta la frontera con Brasil.

El Gobierno de Perú ofreció el viernes una recompensa de 100.000 soles (unos 33.000 dólares) para quien facilite la detención de Toledo, independientemente del país en el que se produzca.

Toledo es la primera gran figura de la política peruana inculpada por el caso Odebrecht, empresa que admitió a la Justicia estadounidense haber pagado 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014, período que comprende los Gobiernos de Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.