Unos prisioneros de guerra japoneses de Guam inclinan la cabeza tras escuchar al emperador Hirohito anunciar la rendición incondicional de Japón al final de la Segunda Guerra Mundial (Afp_tickers)
COMPARTE

El gobierno de Estados Unidos lanzó un programa de compensación para los supervivientes de la ocupación japonesa en Guam durante la Segunda Guerra Mundial, 73 años después del fin de las hostilidades en esa isla del Pacífico.

Japón ocupó Guam el 10 de diciembre de 1941, –tres días antes del bombardeo de Pearl Harbour– y permaneció en la isla hasta que los marines estadounidenses la liberaron el 21 de julio de 1944 al término de un mes de sangrientos combates.

Durante la ocupación, la población indígena Chamorro fue tratada con brutalidad: se estima que 1.100 personas murieron y otras fueron torturadas o recluidas en campos de trabajos forzosos para fortificar la isla contra el asalto estadounidense.

Unos 3.000 supervivientes siguen vivos en Guam –un territorio no incorporado de Estados Unidos– y desde 1977 pedían ser compensados.

Buscaban una compensación de Washington porque, en un tratado de 1951, Estados Unidos absolvió a Japón de futuras demandas individuales relativas a la guerra.

El expresidente estadounidense Barack Obama firmó en diciembre del año pasado la ley de creación del sistema de compensación.

Y el organismo pertinente empezó a recibir peticiones sobre Guam el martes, anunciando que los supervivientes tienen 12 meses para presentar su documentación.

Los esposos o hijos de habitantes de Guam muertos durante la ocupación japonesa o la liberación de la isla por el ejército estadounidense pueden pedir 25.000 dólares.

Violación o heridas severas conllevarán un pago de 15.000 dólares, mientras que las personas sometidas a trabajos forzados pueden recibir 12.000 dólares y quienes fueron recluidos, 10.000 dólares.

Pero la financiación de estas compensaciones es controvertida: según el proyecto actual se pagarían con dinero que ya había sido atribuido a Guam.

“Es como sacarlo de nuestro bolsillo para ponerlo en nuestro bolsillo”, denunció Frank Blas Jr., presidente de la Fundación de Supervivientes de Guerra de Guam.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.