(Foto Archivo)

Los conservadores de Estados Unidos han expresado rápidamente su fuerte apoyo al movimiento de protesta surgido la última semana en Irán, en gran parte como muestra de su repudio al intento de acercamiento del gobierno de Barack Obama al régimen iraní.

En el Congreso, donde la mayoría republicana ha denunciado el acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní alcanzado en 2015, los halcones antiiraníes fueron los primeros en dar la bienvenida -desde el fin de semana- a los acontecimientos en sus comunicados y tuits.

“El acercamiento de Obama aligerando las sanciones a la espera de que el régimen se volviera más moderado ha fracasado”, resumió la senadora republicana Lindsey Graham el domingo en la CBS.

“La gente no se beneficia de la reducción de las sanciones, están más encolerizados que nunca con los opresores”, dijo.

Graham indicó que el gobierno de Obama había argumentado que el dinero iraní liberado por el acuerdo nuclear financiaría principalmente la economía, no el ejército. En cambio, se utiliza para “reconstruir el ejército iraní y desestabilizar Oriente Medio”, criticó.

“Las manifestaciones muestran al mundo que el régimen prefiere exportar y financiar el terrorismos más allá de sus fronteras -especialmente con sus aliados en Siria, Gaza, Irak, Líbano y Yemen- que responder a las necesidades básicas de su propia población”, criticó el sábado el senador ultraconservador de Texas, Ted Cruz, antiguo candidato a las primarias presidenciales donde enfrentó a Donald Trump.

Los republicanos interpretan invariablemnte las manifestaciones como una rebelión contra el “reino del terror de los ayatolás”, según la expresión que utilizó Ted Cruz; “la opresión y la tiranía”, en palabras del senador Rob Portman, o el “rechazo de la teocracia”, para el experto antiiraní Mark Dubowitz, muy influyente en el Congreso.

La reserva de Estados Unidos ante el régimen, que tenía como objetivo promover la reforma del país, se ha mostrado ineficiente y ya no tiene sentido, criticaron al unísono.

– Ley del Congreso –

Los republicanos aplaudieron la “valentía” de los manifestantes. “Los iraníes tienen el derecho a protestar con calma contra la corrupción endémica del régimen”, precisó Marco Rubio, senador de Florida.

“Su valor se basa en los modelos tradicionales como Lech Walesa y Nelson Mandela y merece nuestro apoyo continuo”, declaró John Kasich, un republicano moderado, gobernador de Ohio y también interesado en llegar a la Casa Blanca.

Los iraníes no son los enemigos de Estados Unidos: “Los ayatolás son los enemigos del mundo”, advirtió Lindsey Graham.

El presidente estadounidense, Donald Trump, tuiteó desde el sábado en la misma línea.

Pero los halcones del Congreso podrían aprovechar los acontecimientos actuales para tratar de endurecer la ley que la mayoría legislativa ya prepara para cambiar, de facto, el acuerdo de 2015.

El objetivo de esa futura ley es hacer permanentes las restricciones impuestas por el acuerdo sobre el programa nuclear iraní, que deben ser levantadas gradualmente a partir de 2025. Estados Unidos amenaza con volver a castigar a Teherán dependiendo exclusivamente de criterios estadounidenses, uno de ellos, el desarrollo de misiles intercontinentales.

La ley se está negociando entre bastidores entre el presidente republicano del Comité de Asuntos Exteriores del Senado, Bob Corker, el senador demócrata Ben Cardin y la Casa Blanca.

En un principio, el objetivo era adoptarla antes de la próxima fecha límite para la certificación del acuerdo sobre Irán por parte del presidente estadounidense, a mediados de enero.

El texto preocupa mucho a los socios de Estados Unidos, particularmente a los europeos, inquietos porque podría provocar el colapso total del acuerdo. Cada artículo será examinado a conciencia, sobre todo los que traten de los misiles balísticos, una cuestión muy técnica.

Preguntados el martes por la AFP, la oficinas de los senadores Corker y Cardin no dieron noticias sobre el estado de las negociaciones.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.