A un mes de las elecciones en EE.UU., dos documentales exploran la deportación de inmigrantes
/ Foto: Cortesía

Hace ocho años, dos jóvenes inmigrantes indocumentados hicieron algo impensable: se dejaron detener a propósito por guardias fronterizos en Estados Unidos para infiltrarse en un centro de detención privado en Florida, con la ambiciosa meta de detener las deportaciones desde dentro.

A menos de un mes de unas elecciones en las cuales el presidente estadounidense, Donald Trump, busca su reelección para avanzar en su agenda antinmigratoria, “Los infiltrados” cuenta la “fuga a la inversa” de estos activistas en la televisión pública nacional, PBS.

“Qué libertad, qué poder, qué dignidad deben tener los inmigrantes en este país es una de las preguntas centrales de esta película, y también es una de las preguntas de esta elección”, dijo a la AFP el cineasta peruano-estadounidense Alex Rivera, que codirige “Los infiltrados” con su esposa, Cristina Ibarra, estadounidense de origen mexicano.

“Un Ocean’s Eleven de la inmigración”

“Los derechos de la población indocumentada de Estados Unidos quizás nunca habían sido un tema tan candente o habían estado tan en juego como ahora”, sostuvo Rivera, que describe la película como la historia de un gran golpe, “un Ocean’s Eleven de la inmigración”.

Aunque al expresidente estadounidense Barack Obama se le llamó “deportador en jefe” por la gran cantidad de inmigrantes que expulsó del país, la cifra de indocumentados detenidos por la policía migratoria (ICE) aumentó un 50% desde la llegada al poder de Trump.

El actual mandatario prometió construir un muro con México y acelerar las deportaciones de los más de 10 millones de extranjeros sin papeles que viven en el país.

Las detenciones alcanzaron un promedio de 50 mil por día en 2019, según un informe de abril de la Unión estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), Human Rights Watch y el Centro Nacional de Justicia para los Inmigrantes.

Disponible en Internet

“Los Infiltrados”, que podrá verse hasta el 5 de noviembre en pov.org (Point of View), el programa de PBS para filmes independientes de no ficción, cuenta la historia real de dos integrantes de la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes, un grupo de “Dreamers” radicales, con base en material documental y recreaciones de lo sucedido dentro del centro de detención del condado de Broward, en Florida.

Los directores filmaron a los activistas -entre ellos los dos infiltrados, Marco Saavedra y Viridiana Martínez, que llegaron a Estados Unidos desde México cuando eran niños- mientras planificaban y organizaban su campaña desde una “casa segura”. En los trozos recreados para mostrar lo sucedido dentro de la prisión, varios extras resultaron indocumentados, y algunos terminaron detenidos.

El objetivo es que el público disfrute “de una buena historia”, pero también “que vea un tema conflictivo bajo una nueva luz”, con inmigrantes que son “agentes de su propio destino”, dijo a la AFP Ibarra, autora también de otro documental sobre la frontera sur de Texas, “Las Marthas”.

Uno de los protagonistas del filme, el argentino Claudio Rojas, a quienes los “infiltrados” buscan liberar de prisión, quedó nuevamente arrestado tras la presentación de la película en el Festival de Sundance en 2019. Se le deportó tras pasar 20 años en Estados Unidos, a una semana del estreno del filme en Florida.

“Horrible (…) revivir la película pero con nosotros adentro”, dijo Ibarra.

ICE por dentro

Una serie de seis capítulos divulgada en agosto en Netflix, “Immigration Nation”, de los estadounidenses Christina Clusiau y Shaul Schwarz, ofrece a su vez una rara mirada a la maquinaria de deportación de la policía migratoria durante el gobierno de Trump.

Durante dos años y medio, los cineastas obtuvieron un inédito permiso para acompañar a los agentes de ICE en sus arrestos de indocumentados.

Los directores dijeron al New York Times que fueron intimidados por ICE para aplazar la difusión hasta después de los comicios y cortar escenas clave, por ejemplo cuando agentes mienten para entrar a la casa de indocumentados y detenerlos o reciben la orden de arrestar “colaterales” (indocumentados que no son blanco de una orden de detención).

Pero el gobierno no logró su objetivo a raíz del contrato firmado entre ICE y los cineastas antes de la filmación, precisaron.

ICE niega las acusaciones y asegura que solo negoció con los cineastas dentro de los límites del contrato.

Ambos documentales se suman a otros divulgados en los últimos años como “Living Undocumented” (Netflix), con historias de ocho familias que enfrentaban la deportación en 2018, o “Torn Apart: Separated at the border” (HBO), sobre el impacto de la política de Trump de “tolerancia cero” que permitió a ICE separar a niños de sus padres sin papeles.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.