(Foto EFE)
COMPARTE

El encargado de Negocios de la Embajada de EE.UU. en La Paz, Peter Brennan, negó este lunes que su país quiera interferir en asuntos internos de Bolivia, después de que el Gobierno de Evo Morales le acusara de una supuesta injerencia por criticar el apoyo al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Esta posición fue expresada en un comunicado difundido por la oficina de prensa de la embajada estadounidense tras la reunión de Brennan con el ministro de la Presidencia, René Martínez, y la vicecanciller, Guadalupe Palomeque, sobre unas declaraciones que molestaron al Ejecutivo boliviano.

“He ratificado una vez más que no tenemos ningún interés en interferir en asuntos internos de Bolivia. Así como lo dije en diferentes ocasiones, la Embajada de Estados Unidos no interviene en asuntos que son decisiones propias del pueblo boliviano”, indicó.

Brennan también reiteró que a Estados Unidos le preocupa “el quiebre del sistema democrático institucional en Venezuela”, posición que, según dijo, fue ratificada en la reunión con Martínez y que es “compartida por 17 países del hemisferio”.

“Entendemos que los gobiernos pueden tener puntos de vista discrepantes. Eso es normal en un mundo democrático. Creemos que, a pesar de todas esas posiciones encontradas, debemos mantener una relación de mutuo respeto y mejor aún trabajando para mejorarlas para el bienestar de nuestros dos pueblos”, agrega el comunicado.

Martínez pidió la semana pasada a Brennan que se retracte de sus declaraciones en las que criticó que haya gobiernos que apoyen a Maduro, al considerar que eran cuestionamientos a la posición de respaldo expresada por el presidente, Evo Morales.

En una declaración a los medios, el ministro boliviano reiteró hoy que causó molestia que Brennan dijera que no puede entender que “algunos líderes de la izquierda” defiendan “a un Gobierno militar que está matando a gente en las calles” y que se refiriera como “dictatorial” al Ejecutivo venezolano.

Martínez dijo que no fueron satisfactorias las explicaciones dadas por Brennan sobre sus declaraciones y que el diplomático estadounidense se comprometió a entregar una “aclaración escrita” a través de la Cancillería boliviana.

La autoridad boliviana afirmó que el reclamo se debió a que no se puede “permitir a ningún diplomático” que intente “tutelar” o “definir el apoyo o el no apoyo” a un “Gobierno constitucional electo” como el de Maduro.

El Gobierno de Morales es uno de los pocos en la región que ha mantenido su apoyo a Maduro y que ha felicitado el trabajo de los 545 constituyentes venezolanos.

El mandatario boliviano también ha insistido en acusar a EE.UU. de generar la violencia en Venezuela con la intención de provocar una intervención para apropiarse de sus recursos naturales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.