Foto Referencial

La Oficina de Operaciones de Conflicto y Estabilización del Departamento de Estado pagó $900,000 al Atlantic Council en septiembre con instrucciones de “promover la resolución no violenta de conflictos” en Venezuela.

El consejo dijo que el objetivo del proyecto de un año es atraer más atención internacional a la crisis, mostrar al público cómo se vería Venezuela bajo un nuevo liderazgo y proporcionar a la oposición y a otras partes interesadas las herramientas necesarias para trabajar de manera más cohesiva.

Pero los críticos ya lo ven como un esfuerzo del Departamento de Estado para entrenar a la oposición en un diálogo que socava el esfuerzo del presidente Donald Trump para obligar al presidente venezolano Nicolás Maduro a restaurar la democracia.

“Es un desperdicio de dinero de los contribuyentes”, dijo una fuente del Congreso familiarizada con el programa. “Han tratado de dialogar repetidamente y no ha funcionado. Simplemente le otorga tiempo a Maduro”.

Pero el esfuerzo ya está generando una gran controversia. Según los que en el gobierno de Estados Unidos prefieren una línea más dura contra Maduro, el gasto del Atlantic Council es un esfuerzo del Departamento de Estado para entrenar a la oposición sobre cómo negociar y prepararse para un futuro si el gobierno se derrumba, mientras otras partes de la administración Trump han insistido en una estrategia basada en sanciones.

Con el estímulo de los republicanos del sur de la Florida, como el senador Marco Rubio y los representantes Ileana Ros-Lehtinen y Mario Diaz-Balart, Trump ha estado presionando a Maduro para restaurar las instituciones demócratas a la nación ubicada en las reservas petroleras más grandes del mundo, pero ahora desmoronada bajo el peso de una crisis económica y humanitaria cada vez más profunda.

Leer más en El Nuevo Herald

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.